17 de febrero de 2020
 

El Gobierno reivindica en la ONU la Transición y la Ley de Memoria Histórica de 2007 para "no dejar a nadie atrás"

Actualizado 13/02/2020 21:34:36 CET
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se reúne con el secretario general de la ONU, el portugués António Guterres
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se reúne con el secretario general de la ONU, el portugués António Guterres - TWITTER DE GONZÁLEZ LAYA

Pide a los miembros del Consejo de Seguridad que cooperen con el TPI y avisa de que ningún país está a salvo de los "discursos de odio"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha reivindicado ante el Consejo de Seguridad de la ONU el modelo de la Transición española y la Constitución de 1978 y también la Ley de Memoria Histórica adoptada en 2007, "cuyo objetivo es no dejar a nadie atrás".

González Laya ha elegido para su primera intervención ante este órgano de la ONU un debate sobre "justicia transicional en situaciones de conflicto y postconflicto" y ha comenzado diciendo que España es hoy "una democracia plenamente consolidada" y "un Estado de Derecho que respeta escrupulosamente los derechos humanos y el imperio de la ley".

Pero, ha recalcado, España también es consciente de que, "no hace mucho tiempo", una generación, la de sus padres, "sufrió una cruenta guerra civil que dio lugar a una larga dictadura y que una vez en democracia sufrió el azote del terrorismo".

González Laya ha destacado que España cree "firmemente" en su propio modelo de justicia transicional, "que parte de la Transición hacia la democracia y se plasma en la Constitución de 1978", pero reconoce que debe "seguir respondiendo a las demandas de los ciudadanos y de la sociedad civil".

En ese ámbito ha situado la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, que pretende "no dejar a nadie atrás, escuchando los testimonios de las víctimas y preservando su memoria".

NINGÚN PAÍS ES INMUNE A DISCURSOS DE ODIO Y MIEDO

Además, ha incidido en que la experiencia demuestra que "ningún país es inmune al enorme riesgo de los discursos del odio y del miedo", discursos que "pueden fácilmente degenerar en violaciones de los derechos humanos, en la negación de los principios y valores de la democracia" e incluso en conflictos.

Por eso ha destacado los "continuos esfuerzos de España" en justicia transicional no solo en el ámbito interno, sino también en el plano internacional, destacando el caso actual de Colombia.

NO HAY PAZ SOSTENIBLE SIN JUSTICIA

Además, ha recalcado que "paz y justicia" no son conceptos opuestos, sino que "no cabe una paz sostenible sin justicia" y ésta, a su vez, no se obtiene "si no hay verdad, rendición de cuentas y reconocimiento y reparación de la dignidad de las víctimas".

En este sentido, en declaraciones a la prensa tras el acto, la ministra ha precisado que en este punto se ha referido a todas las víctimas de España --tanto las de ETA como las de la dictadura franquista y el resto de víctimas--.

Naciones Unidas, ha dicho sobre el tema del terrorismo y el de la justicia transicional, ven a España como "un ejemplo" y por eso han pedido que falicite "un proceso multilateral en el tema de lucha contra el terrorismo que nosotros estamos presidiendo, que va a culminar en el mes de junio con una serie de actos".

"Se ha pedido a España explícitamente que lo haga porque se entiende que España es un modelo de gestión de estas situaciones tremendamente dolorosas", ha apostillado.

Durante su intervención, González Laya ha destacado como elementos básicos de la justicia transicional la lucha contra la impunidad, dignidad de las víctimas y verdad y garantías de no repetición y ha animado a los miembros del Consejo de Seguridad a tenerlos en cuenta, también a la hora de al diseñar "los mandatos de las misiones de paz o de los representantes especiales del secretario general".

En concreto, les ha pedido que cooperen con el Tribunal Penal Internacional (TPI) y que lo refuercen y ayuden a ampliar su respaldo para hacerlo más eficaz. La jurisdicción del TPI no la acepta ni Estados Unidos, ni Rusia, ni China, entre otros países.

Con todo, para la ministra española, el proceso que se abre este año para elegir al nuevo fiscal y seis jueces brinda una oportunidad perfecta para lograr este objetivo.

ESPAÑA Y LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

En cuanto a la dignidad de las víctimas, ha subrayado que para el Gobierno español es una prioridad "la atención a las víctimas del terrorismo y de la represión contra los defensores de la democracia", que merecen "reconocimiento y reparación".

Y además, ha recalcado, su testimonio es "un instrumento preventivo tremendamente eficaz" y por eso ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que tenga en cuenta las sinergias entre sus distintas agendas de trabajo: Protección de Civiles; Niños y Conflictos Armados; o Mujer, Paz y Seguridad.

También ha llamado a incluir a las mujeres en todo proceso transicional, incluidos los núcleos de decisión, un objetivo en el que España y Finlandia se comprometieron el pasado septiembre en el marco de la Asamblea General de la ONU.

Coincidiendo con el 75 aniversario de la ONU, ha aprovechado para subrayar que España apoya a la organización "sin fisuras" y que cree en el multilateralismo como única vía para consolidar la paz donde todavía no se ha alcanzado.

Contador