26 de febrero de 2020
 
Actualizado 11/02/2020 17:57:04 CET

El Gobierno sitúa la reforma del Código Penal en la agenda del semestre

La ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en Moncloa, en Madrid (España), a 11 de febrero de 2020.
La ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en Moncloa, en Madrid (España), a 11 de febrero de 2020. - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Gobierno incluye en su agenda legislativa de este semestre su anunciada reforma del Código Penal, según ha indicado este martes la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que ha presentado como objetivo prioritario de ese proyecto introducir el consentimiento expreso para distinguir las agresiones sexuales de las relaciones consentidas.

No obstante, fue el propio presidente, Pedro Sánchez, el que se refirió a la conveniencia de aprovechar la reforma del Código Penal para revisar el delito de sedición, reforma de la que se beneficiarían los presos del 'procés' en caso de que las penas de la sedición se revisen a la baja.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha mencionado algunas de las leyes que el Gobierno considera prioritarias y tiene previsto presentar en el corto plazo, previsiblemente en el primer trimestre del año, entre las que ha citado la reforma de la ley educativa o la ley de cambio climático.

Preguntada por la reforma del Código Penal, la ha incluido dentro de la agenda del "próximo semestre", si bien fuentes del Ejecutivo han aclarado posteriormente que la ministra se refería al actual semestre del año, es decir, a antes del verano.

Sin embargo, y a pesar de que el Ejecutivo se reunió este sábado en la finca estatal de Quintos de Mora para organizar la agenda legislativa del próximo trimestre, la portavoz no ha aportado un calendario más preciso a este respecto.

Tampoco ha dado nuevos detalles acerca de la fecha de constitución de la mesa de diálogo político con el Govern catalán --el presidente Pedro Sánchez se comprometió a ponerla en marcha este mes de febrero-- ni sobre la composición de la delegación del Ejecutivo español, en la que se integrará el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y que presidirá Sánchez en la primera reunión constitutiva de la mesa.

La portavoz se ha limitado a señalar que será el presidente el que determine la composición de la delegación del Gobierno, ha descartado que la evolución de la mesa se vea afectada por el adelanto electoral en Galicia y País Vasco y ha reiterado que esa mesa no necesita ningún mediador como exige Torra porque los "47 millones de españoles" serán testigos de los acuerdos a los que llegue esa mesa.

Montero ha reiterado la "satisfacción" del Ejecutivo con la normalidad con que transcurrió la reciente visita de Sánchez a Barcelona y sus reuniones con el presidente de la Generalitat, Quim Torra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la presidenta de la Diputación de Barcelona, Nuria Marin, y los agentes sociales.

La portavoz también ha confirmado que Sánchez mantiene su plan para desplazarse al resto de Comunidades Autónomas para entrevistarse con sus respectivos presidentes, si bien no ha podido detallar cuáles y en qué fechas se producirán esas reuniones.

Contador

Para leer más