Gobierno vasco cree que la pitada al himno español debe reconducirse con pedagogía y no por medios coercitivos

Actualizado 02/06/2015 15:57:45 CET

BUSTURIA (VIZCAYA), 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que comportamientos como la pitada del himno español durante la final de la Copa del Rey de Fútbol deben ser "reconducidas a través de la pedagogía social, y no a través de mecanismos sancionadores o coercitivos", sobre todo, "cuando lo que está en juego" es el derecho a la libertad de expresión.

En una rueda de prensa en la localidad vizcaína de Busturia, tras el Consejo de Gobierno semanal, se ha pronunciado de este modo después de que la pitada al himno fuera elevada a la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte y ésta decidiera abrir expediente informativo a los promotores de la acción y avisar al Barcelona y al Athletic de un "posible incumplimiento del deber de asegurar la normal celebración de un espectáculo deportivo" que podría derivar en sanciones.

El portavoz del Gobierno vasco ha señalado que, tal y como ya subrayó este pasado lunes el lehendakari, debe "prevalecer el respeto institucional" y, en este sentido, ha considerado que "las pitadas a los símbolos políticos pueden ser reflejo de una cierta desconsideración institucional".

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

No obstante, ha considerado que, frente a este tipo de actuaciones, "lo que procede son estrategias de pedagogía social" y no de "mecanismos sancionadores o coercitivos". "Menos aún cuando lo que está en juego puede ser un derecho fundamental como el de la libertad de expresión" en este tipo de comportamientos, con independencia de que "pueden compartirse o no", ha añadido.

En este sentido, ha señalado que este derecho "no puede ser coartado, limitado en caliente, en reacción a una situación como la actual".