29 de marzo de 2020
 
Publicado 19/02/2020 16:18:56CET

González Laya no especula sobre sanciones de EEUU a empresas españolas por Venezuela como Repsol

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González Laya, en los pasillos del Congreso.
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González Laya, en los pasillos del Congreso. - EUROPA PRESS

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha evitado este miércoles especular sobre la posibilidad de que Estados Unidos se plantee sancionar a empresas españolas, y en concreto a Repsol, por sus actividades en Venezuela y se ha limitado a decir que entre España y Estados Unidos hay un "diálogo amplio y constructivo".

"En el marco de este diálogo vamos a tratar de todas las cuestiones que ellos quieran poner sobre la mesa y esperamos que también sobre las que España quiera poner sobre la mesa", ha dicho preguntada en rueda de prensa con su homólogo de Macedonia del Norte. La ministra ha dejado claro que no respondería a preguntas "hipotéticas", que "empiezan con 'y si'".

El asunto se ha planteado a raíz de las palabras del enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, que este martes dijo que la Administración norteamericana espera que "algunas de las actividades de Repsol cambien", en el marco de las sanciones adoptadas por Washington contra la industria petrolera de Caracas, que considera un "salvavidas" para el Gobierno de Nicolás Maduro. Abrams dijo que había pedido a los funcionarios estadounidenses en Europa que informasen a "muchos gobiernos" sobre la política de sanciones contra Maduro y su entorno.

No obstante, también confirmó contactos anteriores con representantes de Repsol que, según indicó Abrams, han trasladado a Estados Unidos que "son una empresa global que cumple con la ley en todas partes". "Repsol siempre ha cumplido las leyes y las sanciones de Estados Unidos en todas sus actividades", ratificó.

Sin embargo, también se mostró seguro de que va a haber "más conversaciones con funcionarios españoles y con Repsol". "Y esperamos que, a medida que avancen (estas conversaciones), algunas de las actividades de Repsol cambien", añadió.