Actualizado 29/04/2007 14:45 CET

M.- La guía del candidato del PP equipara la actual relación entre Estados Unidos y España con la de la época de Franco

Apuntan que en Afganistán hay "una misión de guerra contra los talibanes" y que la zona de españoles tiene "gran peligrosidad"

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La 'guía del candidato' elaborada por el PP frente a las elecciones municipales y autonómicas del próximo 27 de mayo subraya que las actuales relaciones entre Estados Unidos y España, "al igual que ocurría en tiempos de la dictadura de Franco", se desarrollan "exclusivamente en materia de defensa".

La formación que lidera Mariano Rajoy asegura, en el apartado de política exterior del citado argumentario --al que tuvo acceso Europa Press-- que la relación con Washington "no ha existido" y recuerda que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "apostó públicamente por el candidato perdedor", el senador John Kerry.

Tras señalar que Zapatero buscó "fotógrafo en mano" al mandatario estadounidense, George W. Bush, para hacerse una instantánea con él y destacar que ha sido "el único presidente del Gobierno español que no ha visitado la Casa Blanca", el PP resalta que el Ejecutivo socialista "está desesperado por normalizar" la relación política con la Administración republicana.

"Moratinos ha prometido en seis ocasiones la visita de la secretaria de Estado americana, cosa que no se ha producido. Al igual que ocurría en tiempos de la dictadura de Franco, la relación con Estados Unidos es exclusivamente en materia de defensa", remacha.

ZAPATERO BUSCA "PERDÓN" EN AFGANISTÁN

El argumentario 'popular' aborda también "los dos escenarios principales de lucha contra el terrorismo islamista", Irak y Afganistán, para hacer hincapié en que Zapatero retiró las tropas de suelo iraquí, aunque "ha intensificado" la presencia en Afganistán, una decisión que atribuye a su voluntad de "compensar" el repliegue.

"Consciente de que la forma de sacar las tropas de Irak fue un error por no hacerlo de acuerdo con el resto de aliados, Zapatero ha buscado hacerse perdona esa decisión. Por eso apoyo con su voto la resolución 1546 de junio de 2004 de Naciones Unidas que solicitaba más tropas para Irak", afirma.

En su lectura sobre la situación militar actual, la formación que lidera Rajoy insiste en que ahora "hay más tropas que nunca en el exterior" y apunta que la operación de la OTAN en Afganistán implica "especial riesgo", así como la misión en Líbano.

En esa misma línea, acusa al Ejecutivo de "ocultar la verdad a los españoles" al no reconocer que Afganistán es "una misión de guerra contra los talibanes" e insiste en que la zona donde están las tropas españolas reviste "gran peligrosidad".

FONDOS Y CONSTITUCIÓN EUROPEA

La citada guía también incluye un apartado dedicado a los fondos europeos y subraya que las negociaciones de los fondos europeos 2007-2013 "pone de relieve la falsedad del famoso 'viaje al corazón de Europa' y son otro ejemplo más de que Rodríguez Zapatero, "además de ser un pésimo negociador, no es capaz de defender el interés nacional".

"No se puede decir que España haya salido favorecida del nuevo reparto de fondos, habiéndose convertido en el gran pagador de la ampliación --aseveran--. El Gobierno no ha conseguido que los socios comunitarios articulasen unas medidas de transición que amortiguasen el batacazo económico para nuestro país, de forma que el saldo neto (la diferencia entre lo que España aporta a la UE y lo que recibe de ésta) se ha visto reducido a una décima parte de lo que España había conseguido, en 1999, en Berlín".

Para los 'populares', es "un hecho objetivo" que la negociación de las perspectivas financieras ha sido "la peor" de la historia de España en la Unión Europea. "Felipe González en Edimburgo y, en mayor medida, José María Aznar en Berlín, consiguieron una financiación adecuada que contribuyó decisivamente a situar a España en la posición que hoy se encuentra. En palabras del propio Tony Blair o del presidente de la Comisión, Durao Barroso, España es el gran perdedor de la negociación 2007-2013".

"Como hemos hecho siempre que hemos gobernando, nuestro profundo y convencido europeismo no impide que seamos exigentes y rigurosos con Europa en reclamar lo que corresponde a España --sentencian-- y en defender sus intereses en todo momento, aunque haya que ir a cientos de reuniones o pasar noches sin 'descansar'".

El PP también se refiere en su guía al proyecto de Constitución europea y resalta que "la precipitación" con la que el presidente Rodríguez Zapatero convocó el referéndum respondía "al interés de colgarse la medalla de europeísta", una decisión que "dificultó que los españoles tuviesen toda la información posible antes de votar y que hipotecó su propia capacidad de maniobra para buscar acuerdos alternativos que permitan desbloquear la situación y arañar ventajas para España"·

En este contexto, los 'populares' dicen que Zapatero tachó de "fracasada" a la canciller alemana Angela Merkel, además de mantener un "perfil bajísimo" en reuniones europeas y ser el único líder de Europa "ninguneado sistemáticamente". "El Gobierno tiene un europeísmo de boquilla mientras su política sigue la tónica de toda la acción exterior de Zapatero, situada entre el esperpento y el surrealismo", apostillan.