Actualizado 24/10/2012 16:43 CET

La hija del fundador de Chupa Chups alquiló su casa a su propia empresa por "comodidad"

Ciudad de la Justicia, L'Hospitalet
EP-MLC

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La hija del fundador de Chupa Chups y exresponsable de la fábrica de caramelos, Marta Bernat, imputada por un delito en grado de tentativa contra la Hacienda pública, ha defendido ante el juez instructor que alquiló su vivienda a nombre de su empresa "por comodidad", han informado fuentes judiciales a Europa Press.

Así, Bernat, sospechosa de intentar estafar presuntamente a Hacienda más de 1,3 millones de euros fingiendo que su propia vivienda era un negocio hotelero para evitar pagar el IVA de todos los gastos del inmueble, ha negado en la Ciudad de la Justicia que "escondiera nada" y ha asegurado que la operación era legal.

Su interrogatorio llega después de que la Fiscalía de Barcelona presentara una querella contra la hija del fundador de Chupa Chups a principios de octubre, sosteniendo que alquiló en abril de 2009 una casa en Barcelona, sin ninguna actividad comercial, a su propia empresa, Piblat Zone, es decir, "se pagaba a sí misma", según explica la querella.

Las mismas fuentes han apuntado que Bernat realizó presuntamente un alquiler de "arrendamiento con servicios complementarios" para poder deducir impuestos, puesto que con un alquiler ordinario no hubiera obtenido descuento.

El fiscal ve indicios en este "artificioso negocio jurídico" de un delito contra la Hacienda Pública en grado de tentativa --porque Hacienda detectó la supuesta irregularidad y no le devolvió el dinero--, lo que, en caso de que se demuestre, podría comportar un pena de multa o seis meses de prisión.

Piblat Zone había comprado en 2006 el inmueble por 9.550.000 euros más IVA, y fue acondicionado, mejorado y dotado de toda clase de mobiliario, ajuar y electrodomésticos, alquilándolo después Bernat por 13.000 euros mensuales, y aparentando que esta casa, en la que realmente vivía, tenía un régimen previsto para las casas rurales y apartamentos turísticos.

Así, la hija del inventor del Chupa Chups evitó situarse como "consumidor final" para no tener que pagar el IVA, que dedujo de todas las compras, servicios y suministros relacionados con la vivienda entre 2006 y 2009, cuya cantidad asciende a 1.387.647,57 euros y que no fue abonada por la Agencia Tributaria.

La familia Bernat vendió la firma Chupa Chups --fabricante del primer caramelo con palo del mundo-- a la multinacional italiana Perfetti Van Melle en julio de 2006.