ICV afirma que las declaraciones de Astarloa (PP) dan una imagen "catastrofista y falsa" de la seguridad catalana

Actualizado 02/02/2007 21:17:57 CET

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de ICV, Jaume Bosch, consideró un "insulto" que se muestre una imagen "catastrofista y falsa" de Catalunya, en respuesta a las palabras del secretario de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, que acusó al gobierno catalán de dar "mejor trato a los delincuentes y a los 'okupas' que a las víctimas".

Para Bosch, las declaraciones de Astarloa responden a "intereses partidistas" y "no tienen nada que ver con la situación catalana". En relación a las declaraciones "fuera de tono" de varios diputados del PP catalán en materia de seguridad cómo las de Montserrat Negrera, Bosch cree que "han actuado como simples teloneros".

Bosch añadió que "no admite lecciones" en materia de seguridad del PP, un partido que según el vicepresidente de ICV tiene en sus filas a Mariano Rajoy, "que como ministro de Interior fue el responsable de la falta de efectivos del Estado en Catalunya o como el señor Acebes, que intentó engañar a la ciudadanía cuando se produjo el atentado del 11-M en Madrid".

Para el vicepresidente de ICV, el PP "está haciendo una ofensiva contra el modelo de policía de Catalunya". Según Bosch, el objetivo del PP es "parar el despliegue de los Mossos d'Esquadra, tal y como defendió en el último pleno del Parlamento de Catalunya".

Por su parte, el coordinador general de EUiA y vicepresidente del grupo ICV-EUiA en el Parlament, Jordi Miralles, calificó a Astarloa de "pirómano de la política". Miralles afirmó mediante un comunicado que las declaraciones son "irresponsables", "pretenden levantar alarmismo entre la población" y "demuestran un total desconocimiento" de Catalunya.

Miralles afirmó que las declaraciones de Astarloa son "típicas del PP, que acostumbra a utilizar temas como la seguridad, el terrorismo, el modelo de estado o la inmigración para manipular la realidad y con un objetivo absolutamente partidista y electoralista".