Actualizado 27/06/2019 13:35

El diputado de Bildu Jon Iñarritu acude al homenaje del Congreso a las víctimas, pero sólo a una parte

Conmemoración en el Congreso de los Diputados del Día de las Víctimas del Terrorismo
Conmemoración en el Congreso de los Diputados del Día de las Víctimas del TerrorismoEduardo Parra - Europa Press

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diputado de EH Bildu Jon Iñarritu ha acudido este jueves al hemiciclo del Congreso para asistir en nombre de su formación al homenaje que cada 27 de junio rinde la Cámara a las víctimas del terrorismo, aunque sólo ha participado en la parte final, incluyendo el minuto de silencio. En todo caso, es la primera vez que un representante de la izquierda abertzale acude a esta ceremonia que se celebra desde 2010.

El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, explicó este miércoles en TVE que su formación no estaría presente en el acto que está previsto en el Salón de Plenos, y limitó su participación al minuto de silencio que se guardará durante la celebración del mismo.

"Nosotros no queremos ir a ningún sitio donde no se nos quiera o piensen que tenemos una estrategia de provocación. Hemos decidido que al menos uno de esos diputados esté en el minuto de silencio", apuntó Otegi, para después asegurar que su formación respeta a "todas las víctimas" y lamentar que la Cámara sólo rinda homenaje a "una parte" de este colectivo.

UN MIEMBRO DE LA CORRIENTE QUE RECHAZÓ EL TERRORISMO

Minutos antes de que arrancara la ceremonia Iñarritu ya estaba dentro del hemiciclo. Iñarritu procede de Aralar, que nació como corriente crítica de Herri Batasuna y que se salió de la coalición al apartarse de la lucha armada y condenar la violencia.

Sin embargo, al empezar el acto se metió en el bar del hemiciclo del Congreso y allí permaneció durante la primera parte del breve acto, perdiéndose el discurso de la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, la diputada del PP Mari Mar Blanco.

Después volvió a su escaño de la última fila cuando ya iba a intervenir la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, y así pudo participar en el minuto de silencio con el que se cerró el homenaje. Como los demás asistentes, guardó el minuto de silencio puesto en pie y aplaudió al final.