Actualizado 23/07/2009 20:10 CET

Indra desarrolla en León el simulador 'Victrix', que competirá con EEUU en tecnología de misiones de paz

LEÓN, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Excelencia en Sistemas de Seguridad (CES) de Indra en León presentó hoy el simulador 'Victrix', diseñado para facilitar el entrenamiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad en misiones internacionales de paz bajo el mando de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), un proyecto que se lanza para competir con el mercado tecnológico estadounidense.

El simulador, cuyo nombre proviene de la Legio VI que se instaló en León, supone un apoyo en la instrucción de los comandos e integra las últimas tecnologías disponibles para adaptar los distintos ejercicios y escenarios a las nuevas necesidades de adiestramiento que surgen para garantizar la seguridad, tanto de los equipos de intervención como de la población.

Según explicó el director del Centro de Excelencia de Seguridad de Indra, Antonio González Gorostiza, el proyecto se presenta tras un año y medio de trabajo con ingenieros leoneses y ha supuesto una inversión por parte de la compañía de más de 1,5 millones de euros. Además, se ha aprovechado una subvención de 290.000 euros de la Junta destinada a la creación de simuladores.

"No es único simulador del mundo que se dedique a esto. La tecnología puntera en estos simuladores es americana", señaló, aunque aseguró que el simulador 'Victrix' ofrece prestaciones competitivas con la tecnología desarrollada en EE.UU. "Lo que vamos a hacer es competir con los americanos y esperamos ganarles", precisó.

Se trata del primer sistema de sus características desarrollado con tecnología totalmente española que realiza la simulación del fusil H&K G36, utilizado por las Fuerzas Armadas españolas, a partir de un arma real.

"FIEL REPRODUCCIÓN DE LA REALIDAD"

Por este motivo, el aspecto, la distribución de pesos, la capacidad para el uso de accesorios o el retroceso constituyen una "fiel reproducción de la realidad". Además, la ausencia de conexiones exteriores y cables incrementa el realismo en la simulación y facilita el desplazamiento de los miembros de la escuadra dentro de la sala de entrenamiento para adoptar la postura y posición más adecuadas en el ejercicio que realicen.

La tecnología y el software empleados por Indra permiten representar en una pantalla de grandes dimensiones un mundo virtual formado por escenarios y personajes en tres dimensiones con los que el alumno interactúa.

De esta forma, el soldado deberá responder de forma proporcionada a la acciones de los personajes virtuales, al adecuar su respuesta a los acontecimientos decididos por el instructor en cada ejercicio. Así, en un ejercicio de avance por calle estrecha de un poblado en conflicto, la escena evoluciona con las dificultades que vaya determinando el instructor como el tipo de ataque o el momento en que éste se llevará a cabo.

EXPERIENCIAS REALES SIN RIESGO

Mediante este sistema, los alumnos tienen la posibilidad de adiestrarse sin riesgo en la práctica totalidad de los escenarios en los que pueden actuar las Fuerzas Armadas españolas destinadas a velar por la paz en zonas de conflicto, algo que es posible porqUe el simulador está dotado de un entorno táctico inteligente que reproduce experiencias ya acontecidas relacionadas con la seguridad pública, protección de enclaves críticos o cooperación con otras fuerzas.

Además, desde su puesto de control, el instructor planifica los ejercicios y crea las condiciones de entrenamiento que considera oportunas para la instrucción de los protocolos de actuación, de manera que puede modificar diferentes de la escena como el tipo de blanco, el modelo balístico, las condiciones ambientales, así como añadir todo tipo de movimientos o simular distancias. El sistema también permite el entrenamiento nocturno con uso de intensificadores de luz reales.

Al mismo tiempo, el simulador 'Victrix' ofrece a los alumnos la posibilidad de realizar entrenamientos conjuntos con compañeros de otros emplazamientos que realicen la misma misión gracias al protocolo de comunicación denominado Arquitectura de Alto Nivel (HLA), un tecnología permite conectar los simuladores entre sí para crear un complejo dispositivo tecnológico que reúne en un mismo escenario virtual a los participantes en la misión, independientemente de su ubicación real.