4 de junio de 2020
 
Publicado 21/05/2020 18:44:20 +02:00CET

Interior niega connivencia con la manifestación de policías ante el Congreso y no descarta aplicar sanciones

Agentes de la Policía Nacional frente a los manifestantes concentrados en el Congreso de los Diputados en rechazo a la no autorización por el Gobierno a la tramitación parlamentaria de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) presentada por Jusapol
Agentes de la Policía Nacional frente a los manifestantes concentrados en el Congreso de los Diputados en rechazo a la no autorización por el Gobierno a la tramitación parlamentaria de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) presentada por Jusapol - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio del Interior ha negado que existiera connivencia con la manifestación que policías y guardias civiles de Jusapol protagonizaron a principios del pasado mes de marzo frente al Congreso, en la que se llegó a romper el cordón de seguridad, y no descarta aplicar medidas disciplinarias.

El pasado 3 de marzo, efectivos de la Policía y la Guardia Civil se concentraron en las inmediaciones de la Cámara Baja para protestar contra la decisión del Gobierno de vetar su Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la equiparación salarial entre los distintos cuerpos de seguridad.

Sin embargo, los participantes en la concentración acabaron derribando el cordón policial establecido para tratar de acceder a la sede de la Cámara Baja, que estaba custodiada por una decena de furgones policiales, y se llegaron a situar frente a las escaleras de la conocida como Puerta de los Leones.

Unos hechos por los que el diputado de Bildu Jon Iñarritu pidió cuentas al Gobierno en una batería de preguntas registradas en el Congreso ante la "inacción" y la "pasividad" con la que, a su juicio, actuaron los agentes en ese dispositivo pese a que los manifestantes llegaron a sobrepasar la barrera de seguridad establecida.

TAMBIÉN SE PIDIERON CUENTAS AL CONGRESO

Una actitud que también denunciaron ERC, Junts, la CUP, el BNG, Más País y Compromís, que paralelamente pidieron a la Mesa del Congreso que especificase los criterios de seguridad aplicados ante esa manifestación, que explicase el "trato de favor" dado a los concentrados y que depurase las responsabilidades correspondientes por la negativa a facilitar protección a la portavoz parlamentaria de Junts, Laura Borràs, para abandonar ese día el Congreso

En su respuesta a Bildu, el Ejecutivo comienza dejando claro que ese día entre las prioridades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estuvo siempre la de "garantizar la protección" de los diputados y "facilitar" su entrada y su salida de las dependencias de la Cámara.

Y, tras subrayar que la Policía Nacional actúa siempre de acuerdo a criterios "operativos" y persigue la comisión de cualquier hecho delictivo, Interior subraya que "no se permitió la ruptura del cordón policial, ni hubo ningún tipo de connivencia".

Es más, recalca que se aplicarán las medidas disciplinarias "oportunas" si se determina que puedo incumplirse lo establecido en la Ley Orgánica del Régimen disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía y normativa concordante.

Contador