Publicado 11/01/2022 14:51CET

Interior no detecta problemas operativos por ómicron: hay 3.000 positivos en la Guardia Civil con cifras descendentes

Un agente detiene a un coche durante un control de la Guardia Civil un día antes de la Operación de Nochevieja
Un agente detiene a un coche durante un control de la Guardia Civil un día antes de la Operación de Nochevieja - Jesús Hellín - Europa Press

Algunos sindicatos de la Policía denuncian la falta de datos sobre contagios y la "pasividad" para implementar medidas

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio del Interior no ha detectado problemas operativos en los servicios que prestan la Policía Nacional y la Guardia Civil debido al incremento de los contagios por la variante ómicron de COVID. Algunos sindicatos, por su parte, critican la falta de datos oficiales y censuran la "pasividad" en las medidas para frenar las infecciones.

Fuentes de la Guardia Civil consultadas por Europa Press informan de que tienen registrados unos 3.000 casos positivos, en torno al 4% de la plantilla, aunque con "tendencia descendente en los últimos días" a la hora de contabilizar contagios.

En este sentido, recuerdan que desde la Dirección General se amplió el tiempo para poder disfrutar de vacaciones coincidiendo con el periodo de la Navidad, de forma que estos días libres se han podido espaciar sin que derivara en problemas de cobertura del servicio al ciudadano.

Desde la Policía Nacional no se han facilitado datos de contagios por COVID, lo que ha llevado a sindicatos a criticar la opacidad de la Dirección General. Fuentes sindicales aseguran que la afectación de ómicron alcanza al 10% de la plantilla, según sus propios cálculos, aunque avisan de que en lo que se refiere a servicios esenciales y de seguridad ciudadana puede incrementarse la cifra hasta el 25%.

CRÍTICAS DE SINDICATOS DE POLICÍA

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha censurado este martes la "pasividad" de la Dirección General. Sus críticas se canalizan no tanto hacia el servicio de prevención del cuerpo sino hacia el Ministerio del Interior. Se quejan del "descontrol" sobre los datos de positivos, ya que denuncian que no existe una coordinación en base a la información facilitada por cada comunidad autónoma.

El SUP critica que "no hay un plan de contingencia" ante una situación que está "a punto de comprometer el servicio a los ciudadanos" que ofrece la Policía Nacional. Sin embargo, tanto fuentes de este cuerpo policial como del Ministerio del Interior sostienen no han detectado ningún problema en la cobertura desde el plano operativo, aunque ómicron haya incrementado la tasa de contagio en paralelo a lo que ocurre con la población en general.

También se quejan de que el real decreto 30/2021 de 23 de diciembre con las nuevas medidas sanitarias haya creado un "vacío legal" en lo que se refiere a la actuación policial frente al uso obligatorio de la mascarilla en exteriores, la vigilancia de cuarentenas o las restricciones horarias aplicadas en algunas comunidades autónomas.

JUPOL, el sindicato mayoritario en el Consejo de la Policía Nacional, también ha solicitado la información de datos de contagio. En concreto, han registrado varios escritos reclamando, entre otras medidas, la actualización del Plan COVID y que se reúna el grupo de trabajo que supervisa la evolución de la pandemia.

Desde los sindicatos se critica que para administrar la dosis de refuerzo de la vacuna se derive a los agentes al sistema de salud de cada comunidad autónoma, en lugar de citarles en dependencias policiales, tal y como se hizo en el inicio de la vacunación al ser considerados un colectivo prioritario.

Desde la Dirección General de la Policía han lanzado que en los últimos días comunicaciones internas invitando a los agentes a proceder a la vacunación porque "constituye la mejor alternativa para superar a corto y medio plazo la pandemia". También se ha informado sobre el uso obligatorio de la mascarilla y otras medidas de prevención como la ventilación y el lavado de manos.

Contador