Actualizado 03/06/2007 14:00 CET

Una investigación de la Policía Nacional conduce a la detención en Holanda del jefe de una banda de narcotraficantes

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Federal de Holanda, en una investigación conjunta desarrollada con la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial española, han detenido en Amsterdam (Holanda) a cinco personas de nacionalidad colombiana, integrantes de una banda dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes y a la ejecución de ajustes de cuentas.

En la operación policial ha sido arrestado el líder del grupo, Jhon James A.D., de 39 años, natural de Cali (Colombia) y residente en Madrid, cuando realizaba una transacción de 110 kilogramos de cocaína desde la ciudad holandesa.

Las investigaciones se iniciaron hace ocho meses por la Sección de Crimen Organizado de la UDYCO Central en torno a una organización delictiva, integrada por varios ciudadanos originarios de la ciudad colombiana de Cali, que se habían asentado en Madrid y Vigo. Los integrantes del grupo compaginaban la distribución de cocaína en varios países europeos a través de contenedores con la ejecución de ajustes de cuentas.

La organización delictiva, liderada por el ciudadano colombiano John James A. D., tenía su sede en un establecimiento de hostelería en Madrid. Desde allí gestionaban los cobros y realizaban todos los preparativos para la introducción de cocaína desde Colombia.

ANTECEDENTES

El colombiano ya fue detenido en el año 1997 en Zaragoza, donde fue requisado un camión con 523 kilos de cocaína. También estuvo implicado en el homicidio de una mujer en Madrid en el año 2006. John James A.D. abandonó España y se trasladó a Colombia desde donde introdujo una gran partida de cocaína para su distribución posterior en Holanda y España.

A finales de mayo se desplazó desde Colombia a la ciudad holandesa de Amsterdam para supervisar la entrega de más de 100 kilos de cocaína a un compatriota, expresamente desplazado desde Barcelona.

Tras las gestiones realizadas por agentes de la Brigada Nacional de Investigación Criminal de la Policía holandesa, en colaboración con agentes de la Comisaría General de Policía Judicial, se localizó un apartamento en Amsterdam utilizado por los integrantes de la banda para realizar las operaciones de venta de droga.

De madrugada, los agentes de los Equipos de Tácticas Especiales de Asalto de la Policía Federal de Holanda entraron en la vivienda y sorprendieron a los integrantes de esta banda, que ultimaban la venta de 110 kilos de cocaína.