Actualizado 12/06/2007 21:05 CET

IU y ERC se abstienen en la reforma disciplinaria del PSOE para Guardia Civil que se vota en el Congreso en nueve días

El dictamen se ha aprobado con el voto en contra del PP, que quería mantener la legislación militar para casos "especialmente graves"

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida y Esquerra Republicana de Catalunya se abstuvieron hoy en la votación del dictamen del proyecto de Ley Orgánica para la modificación del Régimen Disciplinario de la Guardia Civil, que se llevará al Pleno del Congreso el próximo 21 de junio. De esta forma, el dictamen se aprobó con los apoyos de PSOE, CiU, PNV y Coalición Canaria y el voto en contra del PP, formación que ha logrado introducir 37 enmiendas en el trámite de la ponencia, pero no aquella con la que los 'populares' consideran se asegura el carácter militar del Instituto Armado.

Las dos abstenciones en el seno de la comisión de Interior, que se reunió esta mañana en el Congreso, corresponden a las dos formaciones que defienden la desmilitarización de la Guardia Civil, objetivo, por otra parte, que el Ejecutivo socialista ha descartado por completo en esta o próximas legislaturas.

El compromiso electoral del PSOE era la aprobación de un nuevo Régimen Disciplinario, que suprimiese la pena de arresto, y la creación de un Estatuto de Derechos y Deberes, que regulará el asociacionismo, y cuya ponencia de la Ley se constituirá mañana. Los apoyos de CIU, PNV y CC garantizan la aprobación del texto de Ley Orgánica por un margen de siete votos, si en estos días IU y ERC no cambian el sentido de su voto hoy en la comisión de Interior.

Según declaró la diputada de IU, Isaura Navarro, a Europa Press, el texto del PSOE, con las ponencias aceptadas hoy e incluidas en el dictamen, supone un "lavado de cara" del Gobierno que "no merece el apoyo de IU". Con todo, Navarro dijo que la negociación de nuevas enmiendas de su formación de aquí al próximo día 21 podría modificar el sentido de su voto en el Pleno.

Por su parte, el PP vio rechazada su enmienda, según la cual debía seguir aplicándose el Código Penal Militar a los agentes en conductas "especialmente graves" y no sólo cuando participen en misiones internacionales, integrados en unidades militares o porque se haya declarado el estado de guerra o de sitio.

Así, aunque el agente estuviese realizando misiones militares debería aplicársele la legislación militar por cometer infracciones como ultraje a la bandera, la agresión a un superior o la insubordinación. El fin último de esta enmienda, según explicó la portavoz 'popular' en la comisión de Interior del Congreso, Alicia Sánchez-Camacho, era garantizar en el futuro la naturaleza militar de la Guardia Civil.

EL PSOE CONTINUARÁ CON SU "ESFUERZO".

Por otra parte, el portavoz socialista en la comisión, Antonio Hernando, destacó hoy en la reunión que el "espíritu" de trabajo de su grupo queda demostrado en las 63 enmiendas que se han aprobado durante el trámite de la ponencia (7 de ERC, 37 del PP, 5 PNV, 8 IU y 6 CC) y las tres transacciones que el Grupo Socialista ha ofrecido a enmiendas del PP y que han sido aprobadas finalmente.

"Por tanto, ha habido flexibilidad y generosidad suficiente", ha aseguró el diputado socialista, a la vez que ha anunciado que "continuarán haciendo un esfuerzo para alcanzar más acuerdos y poder aceptar más enmiendas" en el trámite del Pleno de la próxima semana.