Actualizado 10/03/2007 18:21 CET

De Juana.- Arranca la manifestación convocada por el PP contra la política antiterrorista del Gobierno

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La primera manifestación convocada por el PP contra una medida del Gobierno socialista, la de conceder pena 'atenuada' al etarra José Ignacio de Juana Chaos, partió a las 17.06 horas desde la Plaza de Cibeles, puesto que a última hora se decidió trasladar hasta allí la cabecera de la marcha.

El líder del PP, Mariano Rajoy, porta la pancarta con el lema principal de la convocatoria 'España por la libertad. No más cesiones a ETA'. Junto a él se encuentra la presidenta del PP vasco, María San Gil, y Pilar Elías, la viuda de Ramón Baglietto, así como de numerosos cargos electos del partido en el País Vasco.

Junto a San Gil se ha situado el ex presidente del Gobierno José María Aznar, que fue muy aplaudido a su llegada a la Plaza de Cibeles junto con su esposa, Ana Botella, y junto a Pilar Elías el padre de Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP de Ermua asesinado por ETA en 1996.

También destaca la presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; la de los portavoces del PP en las Cámaras, Eduardo Zaplana y Pío García Escudero, o la del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, entre otros, así como la del ex jefe del Ejecutivo Leopoldo Calvo Sotelo.

Ya por detrás, se sitúan los barones territoriales y los alcaldes de las capitales de provincia, diputados, senadores y parlamentarios de todas las Cámaras.

"HITO HISTÓRICO".

Minutos antes del inicio de la manifestación, el secretario general del PP, Ángel Acebes, consideró que esta convocatoria iba a marcha "un hito histórico" de la democracia española. Tras considerar que "una nación que se somete al chantaje de los terroristas es una nación sin futuro", aplaudió la multitudinaria asistencia de personas a una marcha que protesta por una "España con futuro".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en declaraciones a Telemadrid, criticó al presidente del Gobierno, el cual, dijo, "debería serlo de todos los españoles" porque, a su juicio, "no se da cuenta de que España no quiere ceder al chantaje".

Dicho esto, aseguró que es "legítimo" que los ciudadanos salgan hoy a la calle para manifestarse por "lo que es un escándalo" y rechazó también que se diga que los gobiernos del PP excarcelaron a presos de ETA porque "eran imperativos penitenciarios".