De Juana.- Manos Limpias denuncia al ex preso ante la Fiscalía General por "enaltecer" a ETA y "humillar a las víctimas"

Actualizado 04/08/2008 19:23:38 CET

BILBAO, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Manos Limpias denunció hoy al ex preso de ETA Iñaki De Juana Chaos ante la Fiscalía General del Estado por "enaltecer" a ETA y "humillar a las víctimas". Además, criticó "la pasividad" de la Ertzaintza "que no practicó ninguna detención" cuando se estaba leyendo en una herriko taberna de San Sebastián una carta De Juana.

El colectivo de funcionarios públicos recuerda que, con motivo de la salida de la cárcel el pasado 2 de agosto del ex recluso de ETA, éste elaboró una carta para que fuera leída por sus simpatizantes en una herriko taberna del Casco Viejo de San Sebastián.

La misiva, "leída ante un número considerable de simpatizantes" y ante "la pasividad de la Ertzaintza", concluyó con un 'Viva los represaliados políticos', mientras los asistentes coreaban "vivas a ETA".

Manos Limpias subraya que, en la carta, Iñaki De Juana "ensalza a ETA y se vanagloria de su pertenencia" a la banda. Además, destaca que se utiliza la expresión 'aurrera bolie' (adelante con la pelota) "para instar a que se continuase con lucha armada".

SE ENSALZA A UN DIRIGENTE

Asimismo, considera que "ensalza la figura del dirigente de ETA", Txomin Iturbe Abasolo, y "acusa al Gobierno de España de intentar acabar con el independentismo vasco". También indica que los participantes en el homenaje, donde se leyó la carta, realizaron antes y después del acto, diversas pintadas de 'Gora ETA'".

En este sentido, apunta que estos hechos son constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo, "al mismo tiempo que una humillación hacia las víctimas", previsto en el artículo 578 del Código Penal.

"ALARMA SOCIAL"

"Es evidente que todo ello ha ocasionado una gran alarma social ante la pasividad de la Policía vasca que no practicó ninguna detención, ni siquiera a la persona que leyó la carta de De Juana Chaos, que actuó como cooperador necesario", señala.

A su juicio, se trata de "un nuevo desafío al Estado de Derecho, una nueva humillación a las víctimas y una vejación a toda la sociedad española, que requiere de una respuesta del máximo representante de promover la acción de la Justicia, como es el Fiscal General del Estado".

Además, recuerda que, del acto en la herriko taberna, existe un informe de las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) y de la Ertzaintza, y que los medios de comunicación disponen de "referencias gráficas y texto".