De Juana.- El presidente de Cantabria cree que las leyes deben "recoger el clamor" ciudadano contra la excarcelación

Actualizado 10/08/2008 15:14:01 CET

SANTANDER, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, sostuvo hoy que la política "está para recoger el clamor" de los españoles que se sienten "agredidos" tras la excarcelación del miembro de la banda terrorista ETA, Iñaki de Juana Chaos.

Aunque matizó que "la ley está para cumplirla", para el presidente, "si un 90% de los españoles" comparten este sentimiento al ver que "este psicópata está en la calle, cerca de las víctimas", entonces habrá que realizar una modificación en las leyes de forma que se evita que sucedan en el futuro situaciones como esta.

Revilla realizó estas declaraciones durante su intervención en el discurso institucional con motivo del Día de Cantabria, que conmemora hoy en la localidad de Cabezón de la Sal que este ayuntamiento fuera el primero en solicitar la Autonomía para esta comunidad.

El presidente cántabro lamentó la "ambigüedad" del Gobierno vasco y su lehendakari, Juan José Ibarretxe, de la que citó ejemplos como hablar de "acoso" hacia De Juana Chaos, "el mayor asesino en serie que conoce la historia de España".

También criticó que se "ponga en duda" la profesionalidad de los cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, o el "órdago ilegal" que supone el planteamiento de un derecho a la autodeterminación.

Al respecto, Revilla opinó que el propio lehendakari sabe que "jamás el pueblo español va a autorizar la autodeterminación de una parte de su territorio", ya que, insistió, la soberanía reside en el conjunto del país.

Este "juego permanente" de la ambigüedad en un "partido importante en el territorio del que sale la violencia" fue la principal crítica del presidente del Ejecutivo en relación al terrorismo.

Revilla contrapuso esta situación con los éxitos policiales, como la desarticulación del comando Vizcaya la semana posterior a la explosión de cuatro artefactos explosivos en las localidades de Laredo y Noja.

También consideró una "buena noticia" ver al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, reunidos con un mensaje común tras cuatro años "terribles que han dado alas a la organización terrorista".

En este sentido, aseveró que tanto la reunión como las palabras de acuerdo posteriores "son reflejo de un clamor de toda España", y reclamó una "unidad total" entre Gobierno y oposición ante este "tema de Estado".

Finalmente, confió en que "se puede derrotar a ETA", y que los "psicópatas que han iniciado esta carrera enloquecida acabarán en la cárcel".