Publicado 12/02/2021 11:01

El juez revoca el procesamiento de De Arístegui y De la Serna por la trama de sobornos a funcionarios en Argelia

Gustavo De Arístegui en los Cursos de la Universidad Rey Juan Carlos
Gustavo De Arístegui en los Cursos de la Universidad Rey Juan Carlos - EUROPA PRESS - Archivo

Estima el recurso presentado por la Fiscalía, que considera que aún quedan diligencias de investigación por practicar

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha revocado el procesamiento dictado el pasado mes de noviembre contra el exembajador español en la India Gustavo de Arístegui, el que fuera diputado del PP Pedro Gómez de la Serna y a otras 21 personas por constituir supuestamente una organización para conseguir contratos en países extranjeros, en este caso Argelia, mediante el pago de dádivas y comisiones a funcionarios de aquel país.

El magistrado de la Audiencia Nacional, recién llegado al Juzgado Central de Instrucción número 5, ha dejado sin efecto la decisión adoptada por el anterior juez de este órgano, José de la Mata, al entender que la instrucción se cerró de forma prematura.

Así lo señala el juez Pedraz, en un auto con fecha del pasado 20 de enero, en el que estima el recurso presentado por la Fiscalía contra la resolución por la que se propuso juzgar a los investigados al entender que la instrucción no se había agotado y que aún quedaban diligencias pendientes de practicar.

PROCESAMIENTO POR CUATRO DELITOS

El magistrado José de la Mata, actual representante de España en Eurojust, dictó en noviembre de 2020 un auto de pase a procedimiento abreviado --por el que se da por concluida la instrucción-- de la pieza separada relacionada con los contratos en Argelia, apuntando que los hechos son constitutivos de delitos de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal o asociación ilícita.

De la Mata comenzó a investigar en enero de 2016 los presuntos pagos ilícitos a autoridades y funcionarios públicos de Argelia y a sus familiares en relación con dos contratos de obra por la construcción de la estación desaladora de aguas de Souk Tleta, por un importe de 250 millones de euros, y el tranvía de Ouargla, con un coste de 230 millones.

El magistrado instructor explicó en su resolución que la finalidad de la organización constituida era, por un lado, "conseguir contratos en países extranjeros (en este caso, en Argelia), mediante el pago de comisiones y dádivas a autoridades y funcionarios argelinos". Por otro lado, buscaban en algunos casos enriquecerse ilícitamente de forma sistemática con cargo a fondos del propio contrato.

Para ello, añadió el juez, armaron toda una estructura de sociedades ficticias y de facturación falsa, y simularon la prestación de servicios para la ejecución de contratos por parte de estas sociedades pantalla.

PLAN PRECONCEBIDO CON UNA VISIÓN DE LARGO PLAZO

"Todo ello de acuerdo con un plan preconcebido, proyectado en el tiempo con una visión de largo plazo, ordenado de acuerdo con las directrices emanadas de la cúspide de la organización", indicó el juez.

Según el auto, el liderazgo de la organización estaba integrado por los ex cargos del PP Gómez de la Serna y De Arístegui y por los directivos del grupo Elecnor Germán Junquera Palomares y Ramón López Lax. El resto de miembros de la organización imputados se ocupaban de implementar la estrategia acordada por los líderes, supervisar la gestión de las sociedades y distribuir los fondos ilícitos obtenidos, explica el auto.

Algunos, como José Faya López, empleado del despacho Voltar Lassen, y Borja de Arístegui Arroyo, hijo del exembajador, apoyaban y colaboraban con los exdirigentes 'populares', explicó el juez. Otros seguían las instrucciones del fallecido Cristóbal Tomé Becerra (agente externo de Voltar Lassen), como ocurre con su hermano José Luis Tomé Becerra, su hijo David Tomé Miller y José Félix González Noriega, abogado y amigo de Gómez de la Serna.

Por último, otros procesados, como los empresarios Adolfo Suárez Lopetegui e Israel Suárez Hermoso de Mendoza, participaron en la organización aportando sus estructuras fiduciarias y fingiendo como intermediarios para asegurar la opacidad de los pagos y servir de parapeto a los auténticos beneficiarios de las operaciones.

Todos ellos participaron en las dos operaciones mercantiles corruptas, tanto en Souk Tleta como Ourgla, por lo que el magistrado les atribuyó "estabilidad y permanencia en la organización así como persistencia en los objetivos criminales, que no limitaron a una única operación sino que se prolongó y reiteró en el tiempo".

ABSOLUTA FALTA DE PREVENCIÓN DEL DELITO

Además, el juez instructor destacó que distintos directivos del Grupo Elecnor "se concertaron para la consecución, mantenimiento, y modificación de contratos públicos en Argelia, mediante pago de comisiones a autoridades y funcionarios públicos de este país, aprovechándose para ello de la absoluta falta de mecanismos y procedimiento para la prevención de delito" en la sociedad.

Ello lo llevaron a cabo, bien por si solos mediante su filial Internacional de Desarrollo Energético SA, como es el caso de la desaladora de agua de Souk Tleta; o bien con los directivos de Rover Alcisa y Assignia Infraestructuras, con las que se hizo una UTE (Unión Temporal del Empresas) en relación con el contrato del tranvía de Ourgla.

En su auto, De la Mata describió las operativas desarrolladas para la obtención de los dos contratos y afirmó que contrataron al despacho Voltar Lassen de Gómez de la Serna y De Arístegui para "conseguir que se agilizaran los pagos debidos por las autoridades argelinas por la recepción provisional de las obras, como, más tarde, para que consiguiera que se produjera el pago por la adjudicación definitiva".

Asimismo, para ocultar los pagos que desde Elecnor llegaban a agentes comisionistas y, posteriormente, a las autoridades y funcionarios argelinos, se utilizaron sociedades en terceros países de Suárez Lopetegui y Suárez Hermoso de Mendoza, con las que se contrató servicios ficticios, señaló el hasta ahora juez de instructor José de la Mata.