Leguina cree que el Gobierno "mira a otro lado" ante la situación del castellano y niega que defenderlo sea de derechas

Actualizado 30/07/2008 19:54:07 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente de la Comunidad de Madrid y ex diputado socialista Joaquín Leguina considera que "el derecho a usar el castellano que la Constitución consagra no se puede ejercer en los foros públicos de Cataluña" y advierte de que "el Gobierno no puede mirar para otro lado diciendo que reclamar estos derechos elementales es de derechas".

"Al parecer, en estos nuevos tiempos, todo lo que no sea aplaudir a ZP es de derechas", afirma Leguina que cree que al no actuar en defensa del castellano el Gobierno, precisamente, le está haciendo a la derecha "un regalo".

Leguina, que ha firmado el Manifiesto por la Lengua Común promovido por un grupo de intelectuales, asegura que el comentario "más doloroso" para ellos ha "salido de la boca del propio presidente del Gobierno", José Luis Rodríguez Zapatero, que afirmó que "La derecha quiere apropiarse de la lengua común como antes lo intentó con la bandera común". "Eso ha dicho, y después, supongo, se fumaría un puro", dice el ex dirigente socialista madrileño.

En un artículo en la revista 'El Siglo' recogido por Europa Press, Leguina subraya que un profesor "nacido en Valladolid" no puede dar clases en castellano en una Universidad catalana, que un niño catalán "que tenga como lengua materna el castellano" no puede ser escolarizado en otro idioma y que un funcionario no puede trabajar en la comunidad sin "haber aprendido antes concienzudamente el catalán".

En la misma línea, asegura que lo mismo está sucediendo "con los rótulos de las tiendas, de las carreteras, con la expulsión de facto del castellano del Parlamento de Cataluña" o la "exclusión de los escritores catalanes en castellano" porque "según los nacionalistas y abducidos no pertenecen a la cultura catalana". "El Gobierno de España no puede mirar para otro lado", opina.

Leguina añade que para el Gobierno el problema "no existe", y sólo son cosas "de los nacionalistas 'lingüísticos' españoles" o "fantasmas", como lo fue "durante meses la crisis económica". "Tampoco el PSOE tiene nada que comentar acerca de las aspiraciones federalistas y financieras con las que le urge el PSC, porque es otra fantasmada", agrega en su texto.

El ex diputado arremete no sólo contra el Gobierno, sino también contra la oposición, por no tener "nada que comentar" sobre las palabras del líder de CDC, Artur Mas, sobre que su objetivo político es "una Cataluña libre y soberana". Gobierno y oposición, argumenta Leguina, no dicen nada "porque piensan que lo dicho en el Congreso de Convergencia es una fantasmada".