Lesmes recordará a los partidos políticos que deben renovar cuanto antes el CGPJ porque la situación es "anormal"

Publicado 08/01/2019 15:35:46CET

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo en funciones, Carlos Lesmes, recordará en las próximas semanas a los partidos políticos que deben renovar cuanto antes el órgano de gobierno de los jueces, cuyo mandato caducó el pasado 4 de diciembre, porque la situación actual es "anormal".

Según ha dicho el propio Lesmes en una conversación informal con periodistas, tras la entrega de despachos a los nuevos jueces, integrantes de la sexagésimo octava promoción de la Escuela Judicial, instará de nuevo a los grupos parlamentarios a que propongan los nombres de los próximos 20 vocales del CGPJ, porque el mandato de cinco años que prevé la Ley Orgánica del Poder Judicial --recientemente modificada-- ya se ha cumplido.

En este sentido, ha señalado que el pasado mes de agosto ya comunicó al Congreso y al Senado que estos cinco años expiraban el 4 de diciembre de 2018 y por tanto solicitaba formalmente al Poder Legislativo que comenzase sus negociaciones para elegir 12 jueces o magistrados y a otros ocho juristas de reconocido prestigio como representantes del Poder Judicial.

De hecho, Lesmes defendió en su última comparecencia parlamentaria en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados que la renovación del órgano de gobierno de los jueces debe desarrollarse con "absoluta normalidad y dentro de los plazos establecidos por la ley", y así lo ha recordado durante esta conversación con los medios de comunicación.

PACTO FRUSTRADO

La negociación de los nuevos vocales del CGPJ comenzó a realizarse, de tal modo que PP, PSOE y Podemos pactaron que el magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena sucediese en el cargo a Lesmes, algo que suscitó polémica porque este nombre se dio a conocer antes que el de los propios vocales, que son los que deben elegir al máximo representante del Poder Judicial.

A esto hay que añadir que días después se reveló un 'whatsapp' que compartió el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en el que presumía que con Marchena al frente del CGPJ se podría controlar la Sala Segunda del alto tribunal "desde detrás". La negociación se vio del todo truncada una vez que el propio magistrado decidió renunciar a su candidatura.

Todo esto ocurrió en el mismo momento que el Congreso de los Diputados estaba concluyendo la tramitación de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, en la que PP, PSOE y Podemos acordaron devolver la competencia exclusiva a los 20 vocales; pero en ningún momento se trató la posibilidad de que los jueces pudieran elegir a los representantes de extracción judicial.

No obstante, tras la ruptura de las negociaciones para renovar el CGPJ, el PP introdujo una enmienda en el Senado previendo la posibilidad del cambio en el sistema de elección, propuesta que sacó adelante junto a Ciudadanos, pero que finalmente se descartó en el Congreso durante la aprobación definitiva de la ley.

Contador