21 de febrero de 2020
 

Ley Memoria.- La Comisión Constitucional del Senado rechaza los vetos de PP y ERC y envía sin cambios el texto al Pleno

Actualizado 28/11/2007 20:07:50 CET

Los 'populares' alegan que la Transición resolvió "medio siglo de turbulencias, mientras Ezquerra cree que no queda nada zanjado

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Constitucional del Senado rechazó hoy los vetos presentados por el PP y por ERC al proyecto de Ley de la Memoria Histórica, así como las 111 enmiendas presentadas por los grupos, de manera que el texto pasa al Pleno de la Cámara sin haber recibido cambios respecto a lo que se aprobó en el Congreso.

El debate tanto en la ponencia como en la comisión fue rápido y la mayoría de los portavoces anunció que guardaba sus argumentos para el debate en el Pleno del 19 de diciembre. Si tampoco entonces se introduce ninguna enmienda, el proyecto será aprobado definitivamente y publicado en el BOE, tras lo cual entrará en vigor.

El proyecto recibió en el Senado un veto del PP y otro de los cuatro senadores de ERC, miembros del grupo parlamentario de la Entesa pero que firmaron la iniciativa en solitario. Ambos fueron rechazados, así como las 111 enmiendas: 20 del PP, 52 de la Entesa Catalana (47 de ERC y 5 d ICV), una del PNV, dos de CiU y 35 del Grupo Mixto.

LOS VETOS.

El portavoz del PP, Alejandro Muñoz-Alonso, que criticó que el trabajo del Senado iba a ser "inútil" por la "decisión" del PSOE de que el texto no vuelva al Congreso, calificó el proyecto de "innecesario, irrelevante, engañoso y dañoso": "ha producido ya de entrada una división en la sociedad española, una división perjudicial y nada conveniente a nuestra democracia".

El senador aseguró que existen ya vías suficientes para atender a las "justas reivindicaciones" de los afectados por la guerra y la dictadura, que no es necesario "revisar nada" y que la norma va en contra del espíritu de la Transición, que resolvió "medio siglo de turbulencias" en el país. Tras declararse "antifranquista cuando había que serlo", denunció el "revisionismo" que a su juicio se promueve hoy con esta ley.

Miquel Bofill, senador de ERC, calificó de "veto de dignidad" la enmienda a la totalidad firmada por los cuatro senadores republicanos, "para decir que no queda zanjada la cuestión ni política, ni jurídicamente, ni desde el punto de vista de los Derechos Humanos".

El senador defendió que ley era oportuna y necesaria para "condenar con claridad el régimen franquista" y su "carácter criminal", pero añadió que el proyecto no había respondido a esas razones. "Como con el Estatut, quien ha arrastrado el gato al agua es una derecha anclada en un concepto del nacionalismo español intolerante y de matiz franquista".

LA OPOSICIÓN DEL PSOE Y LA ENTESA.

En nombre del PSOE, Cinta Castillo calificó de "pataleo" el veto de ERC y respondió que cada requisito exigido por los republicanos para apoyar la ley o está recogido en la propia ley o se cumple por medio de otras normas. Defendió que con este proyecto pone en valor "cosas que en estos 30 años no hemos dejado de hacer".

También por el PSOE, Carmen Granado rechazó el veto del PP por la necesidad de la ley, "que afecta a miles de personas, familiares de personas que yacen en fosas comunes y se siguen preguntando su paradero". Reconoció que la redacción de la ley "no es una demanda mayoritaria", pero "sí justa" y que "no divide a la sociedad". "Esta ley ni hace ni revisa la historia", aseguró la senadora, para agregar que tampoco revisa la Transición. "Quien trató de revisarla y superarla fue el autor de 'La segunda Transición'", dijo en referencia al eurodiputado 'popular' Jaime Mayor Oreja.

En nombre de la Entesa Catalana de Progrés intervino en la comisión Isidre Molas, quien aclaró que el grupo se opone al veto de uno de sus integrantes (ERC), así como al del PP y a las enmiendas, por entender que la ley es "oportuna y necesaria". "Quiero que salga aprobada" --zanjó el senador--, "y los vetos significarían retornar al comienzo sin ninguna posibilidad de salida en esta legislatura".

APOYO DE PNV Y CIU.

La senadora del PNV Elena Etxegoyen defendió también la necesidad del proyecto porque tras el trámite parlamentario permite que "una amplia mayoría social puede ver satisfechas sus expectativas". "Puede no ser la mejor de las leyes, pero este era el momento y no se podía dejar pasar", justificó.

Jordi Casas (CiU) explicó la disposición de su grupo ante esta ley: "lo que nos conviene a todos es que nadie manipule la historia, que nadie haga uso sectario y que seamos capaces de reconciliar posiciones y mirar al futuro", dijo el senador, que recordó en este punto que España es la 8ª potencia del mundo, "no nos la carguemos entre todos".

También se expresaron en contra de los vetos tanto Coalición Canaria como el Grupo Mixto, aunque este último defendió sus enmiendas. En nombre de este último grupo, Pere Sampol (PSM) argumentó que si no existe una memoria colectiva como argumenta el PP, no existe tampoco para afirmar que "la herida está cerrada".

Lo más leído

  1. 1

    Nuevo récord de conversión de energía solar en electricidad

  2. 2

    Teorizan meteoritos que alcanzan la Tierra a velocidad relativista

  3. 3

    Celaá rebajará a 5 la nota para acceder a las becas universitarias y eliminará las cuantías variables

  4. 4

    Toñi Moreno presume de su paseo con su pequeña Lola

  5. 5

    González dice que se le cayeron "los palos del sombrajo" al intentar verse representado en la investidura de Sánchez