López acusa al PP de utilizar a ETA "de la manera más inmoral posible"

Actualizado 20/11/2007 23:40:53 CET

SAN SEBASTIÁN, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, volvió a desmentir hoy que su formación haya mantenido conversaciones con ETA en octubre, al tiempo que aseguró que "cualquier posibilidad futura" de llevar a cabo un nuevo proceso "tiene que nacer del abandono definitivo de las armas" porque "la credibilidad de las palabras y los comunicados también se enterró con los escombros de Barajas".

López realizó estas afirmaciones en un encuentro con afiliados y simpatizantes socialistas de la localidad guipuzcoana de Andoain, donde recordó que "el atentado de Barajas y la ruptura del alto el fuego también rompió las condiciones mínimas para el diálogo y para mantener ningún tipo de contactos y lo vamos a cumplir a rajatabla".

"Cualquier posibilidad futura tendrá que nacer de bases diferentes, de hechos constatables y verificables por todos", señaló el dirigente socialista, quien insistió en que "no valen las palabras ni los comunicados anunciando alto el fuego que luego se siguen manteniendo después de bombas que asesinan a ciudadanos".

El secretario general de los socialistas vascos se mostró convencido de que su formación va a ganar las próximas elecciones generales porque en ellas "estará en juego si en España gobierna la derecha o la izquierda, el PP o el PSOE, Zapatero o Rajoy y ninguna otra cosa". A su juicio, "ante esta dicotomía no hay color".

En esa línea, aseguró que José Luis Rodríguez Zapatero "entendió perfectamente desde el primer día lo que necesitaba Euskadi y lo que demandaban los ciudadanos vascos". De este modo, acusó al Gobierno de Aznar de generar "bronca y enfrentamiento permanente", así como de "romper las relaciones institucionales y políticas". "No había una apuesta en positivo para Euskadi generando una sociedad enfrentada y fracturada, caldo de cultivo para el nacionalismo más radical", agregó.

Frente a ello, consideró que el Gobierno socialista dio paso "a la política del diálogo, restableciendo las relaciones institucionales entre el Gobierno vasco y el central, entre el presidente del Gobierno y el lehendakari, también entre los partidos políticos".

"Con esto, la sociedad vasca ha respirado y podemos decir que vivimos en un periodo de mayor tranquilidad, de menor tensión política y enfrentamiento", insistió, para destacar que los ciudadanos vascos han comprobado la "apuesta más decidida y más valiente por conseguir la paz y la libertad en este país".

"APUESTA RESPONSABLE"

López alabó que Zapatero "frente a insultos, descalificaciones y mentiras y por encima de conveniencias particulares y electorales" haya intentado "conseguir la libertad y la paz acabando con la violencia en una apuesta responsable y valiente" que, en su opinión, "no salió porque ETA tuvo terror a la democracia y a que la voluntad popular a la que tanto apela le pusiera en su sitio".

En ese sentido, criticó que el PP "utilizara y siga utilizando" este asunto "de la manera más inmoral posible" y les acusó de "volver a utilizar a ETA y la política antiterrorista como único elemento para atacar a los socialistas".

"Esta misma mañana Mayor Oreja ha vuelto a decir que Zapatero necesita a ETA, lo mismo que su discípula predilecta María San Gil dijo tras el atentado de Getxo. Y luego se molestan cuando oyendo estas cosas digo que este tipo de declaraciones sólo me provocan el mayor de los rechazos y de los hastíos y me repugnan profundamente", afirmó.

A su juicio, el PP está demostrando que "no tiene nada que ofrecer a la sociedad, que está vacío de ideas y de contenidos, y que no son capaces de ayudar a construir nada en este país, que sólo saben destruir porque siguen con esa máxima de cuanto peor mejor".

"Los socialistas no vamos a jugar a ese juego, se acabaron los bloques enfrentados, se acabó la política hecha desde las trincheras, se acabó la política para dar satisfacción a los dirigentes políticos y no a los ciudadanos. Si a eso quiere jugar el PP en un extremo o Ibarretxe en el otro, que jueguen pero solos", subrayó.

Por último, consideró que la propuesta de consulta de Ibarretxe "no resuelve nada" sino que "perjudica notablemente y crea problemas", al tiempo que insistió en que el lehendakari "ha dado la espalda a la sociedad vasca y ésta dará la espalda a Ibarretxe una vez más en las urnas".