López (PSE) critica "el partidismo" demostrado ayer por Ibarretxe que fue el colofón de su actuación "desafortunada"

Actualizado 14/01/2007 14:57:23 CET

Lamenta que Ibarretxe usara la tribuna "de esta manera" y cree que la confusión que creó "desmotivó" a la ciudadanía vasca

BILBAO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, criticó hoy "el excesivo partidismo" que ayer demostró el lehendakari, Juan José Ibarretxe, al finalizar la manifestación de Bilbao y asegurar que el Ejecutivo seguirá tomando la iniciativa para potenciar el diálogo, y destacó que fue "el colofón" de la actuación "desafortunada" que tuvo a la hora de convocar la marcha. Además, lamentó que Ibarretxe usara la tribuna "de esta manera" y señaló que la confusión que creó, días antes de la movilización, "desmotivó" a la ciudadanía vasca.

En una entrevista concedida a la Cadena SER, recogida por Europa Press, López se mostró sorprendido porque ayer el lehendakari "tomara la palabra" tras la marcha y señaló que "no fue acertado".

En este sentido, preguntó "qué hubiera parecido y qué valoraciones" había habido si el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hubiera salido en Madrid "no sólo a agradecer, sino a decir que él y su Gobierno seguían y estaban dispuestos a tomar la iniciativa".

"Todo el mundo habría criticado que hubiera sido una utilización perversa, incluso de esa manifestación. Bueno, pues aquí lo hizo el lehendakari que salió a hablar de él y de su Gobierno para tomar la iniciativa, como si otros de los que estábamos en esa manifestación, como, por ejemplo, el PSE-EE no fuéramos a estar tan firmes como el Gobierno en la determinación para conseguir la paz en este país. No fue de recibo esa intervención que fue excesivamente partidista y que no era lo que tocaba. Fue, de alguna manera, el colofón de una semana no muy afortunada de Ibarretxe", añadió.

No obstante, precisó que, para él, "no deja de ser una anécdota porque lo importante estaba en los ciudadanos que ayer se manifestaron contra ETA y en favor de la paz".

Tras precisar que nadie les comentó cómo iba a finalizar el acto, sino que les comunicaron "que alguien en nombre de la sociedad iba a agradecer la participación", se mostró "sorprendido de que fuera el lehendakari quien utilizara la tribuna de esta manera", añadió.

Además, consideró que ayer "la inmensa mayoría de la sociedad vasca salió a la calle a decir que no queríamos a ETA, ni el terrorismo, que lo que queremos es la paz y a poner en valor el diálogo entre las fuerzas políticas demócratas para recuperar una unidad con la que enfrentarnos a ese terror y a esa violencia".

Sin embargo, señaló que "el espectáculo lamentable y la ceremonia de la confusión" de los partidos y de Ibarretxe en torno a la manifestación "desmotivó a muchos ciudadanos que querían participar en la manifestación". "Pero, ante la ambigüedad del lehendakari y esa ceremonia de la confusión que se planteó toda la semana, se desmotivaron bastante", dijo.

A su juicio, "esta situación nace del error de un lehendakari que convoca unilateralmente una manifestación, al margen de la búsqueda del consenso con los partidos políticos y con los agentes sociales". "Lo hizo por su cuenta y riesgo, sin ese consenso, pero también con una ambigüedad en el lema de la convocatoria que hizo tener dudas", señaló. También recordó que la marcha se pudo convertir "en una burla" por la participación de Batasuna.

PROTAGONISMO

El dirigente socialista consideró que Juan José Ibarretxe ha buscado "el protagonismo y ha desaprovechado una magnífica oportunidad que tenía para ser el lehendakari de todos, para representar la voz del país, por encima de lo que puedan ser sus pretensiones particulares, para responder al sentir mayoritario de la sociedad vasca, que no era otro que decir a ETA que estamos hartos, que no la queremos, para decir que lo que queremos es paz y diálogo entre los partidos políticos, democráticos, para solucionar estos problemas".

"Y él, en lugar de representar ese papel, volvió a jugar de parte en la convocatoria de esta manifestación y no asumió el papel y la responsabilidad que le correspondía desde el inicio. Y, al final, acabó haciendo prácticamente lo mismo con la intervención de ayer", agregó.

Además, lamentó que ayer no se lograra "la unidad al cien por cien en las calles de Bilbao porque el PP sigue sin entender que éste es el momento de estar todos juntos para hacer frente con más fortaleza a la violencia y al terror".