Actualizado 25/01/2016 20:55 CET

Margallo defiende la "conjunción" PP, C's y PSOE y advierte de que "lo otro sería un suicidio colectivo"

José Manuel García Margallo en la presentación de un libro
EUROPA PRESS

ALICANTE, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este lunes en Alicante ser "muy partidario de una conjunción del PP, Ciudadanos y PSOE" y ha advertido de que "lo otro sería un suicidio colectivo".

Así se ha manifestado antes de asistir a una reunión para abordar el II Encuentro Mediterráneo de Empresa Familiar, al ser preguntado por la incertidumbre de cara a la conformación de nuevo gobierno en España. Al respecto, ha dicho: "Soy muy partidario de una conjunción PP-Ciudadanos-PSOE para estar juntos el tiempo que sea necesario para resolver los problemas que tiene España porque lo otro sería un suicidio colectivo".

A su juicio, esa otra opción supondría "esterilizar o tirar por el sumidero todos los esfuerzos que hemos hecho en estos cuatro años" y ha agregado: "Ahora que vemos la luz al final del túnel es decir esto no ha servido para nada y volver a empezar".

Ha apostado por que "la única solución" a los problemas "muy serios" de España es "una conjunción de fuerzas", de la que no se atrevía a decir si mediante "un gobierno de coalición" o un gobierno "con apoyo parlamentario". No obstante, sí ha dicho que debería estar apoyado por fuerzas que "comulguen con los mismos principios: lealtad a la Constitución, economía social de mercado y proyecto europeo, para intentar sacar a este país adelante".

A su entender se está poniendo "el carro antes que los bueyes" porque el procedimiento "correcto" sería "hacer el diagnóstico de la situación y, luego, buscar la terapia, qué hay que hacer para resolver el problema".

TIEMPOS MENOS PLÁCIDOS

García-Margallo ha alertado de que la economía mundial va hacia "tiempos menos plácidos", que serán "especialmente complicados en la Unión Europea, que tendrá que afrontar la posible salida del Reino Unido".

"Y extraordinariamente complicados en España con la crisis institucional, la crisis territorial. Tenemos que seguir creciendo y creando empleo y que los frutos de la recuperación lleguen a todo el mundo y especialmente a quienes más han sufrido en la época de crisis", ha argumentado.

Por ello, ha considerado que "no se puede entregar el barco a una tripulación inexperta o a gentes que no tiene nada en común y se van a pelar al día siguiente". Así, ha puesto como ejemplo la situación vivida en Argentina, Venezuela, Grecia o Portugal.

Para leer más