1 de abril de 2020
 
Actualizado 17/01/2007 12:45:24 +00:00 CET

Moratinos inaugura mañana las actividades de la Casa Arabe en Madrid con un concierto en el Teatro de la Zarzuela

La Casa Arabe contará con sedes en Madrid y Córdoba y con un presupuesto de 8 millones en 2007

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, será el encargado de inaugurar mañana las actividades culturales de la nueva Casa Arabe en Madrid, que comenzarán con un concierto en el Palacio de la Zarzuela del músico tunecino Anouar Brahem con el trío 'Astrakan Café' y la cantante palestina Amal Murkus.

La Casa Arabe fue creada por el Gobierno en julio pasado mediante un convenio de colaboración del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación y su Agencia Española para la Cooperación Internacional (AECI), la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba.

La peculiaridad principal de la Casa Arabe y que la diferencia de las otras Casas de este tipo existentes es, según explicó hoy su directora, Gema Martín Muñoz, que "contará con dos sedes, una en Madrid y otra en Córdoba" en pie de igualdad. En ambos casos, no obstante, las sedes elegidas --las Escuelas Aguirre en Madrid y una casa mudéjar cercana a la mezquita en Córdoba-- se encuentran en obras y no estarán plenamente operativas hasta dentro de unos meses.

La vocación de la Casa Arabe y el Instituto Internacional de Estudios Arabes y del Mundo Musulmán (IEAM) es, según Martín, "integrar el estudio, la investigación y el análisis" sobre las cuestiones relativas a esta parte del mundo, trabajando estrechamente con el mundo universitario, pero también con organizaciones y organismos interesados en los asuntos árabes y musulmanes y los Gobiernos de estos países.

La Casa Arabe se ha propuesto una serie de líneas de investigación que se centrarán en cuestiones como las "jóvenes generaciones musulmanas en España y Europa", que es, subrayó Martín, "un tema vital"; los movimientos islamistas que suponen una "realidad en todo el mundo árabe-musulmán" pero de los que hay que tener en cuenta su "diversidad, los distintos actores y discursos así como el papel que pueden desempeñar" puesto que además del "islamismo radical y terrorista existen también partidos políticos pacifistas".

Asimismo, añadió la directora de la Casa Arabe, otro tema clave será "el fomento de los derechos cívicos y la igualdad de género". En este sentido, se tratará de "abrir espacios de mediación a favor de uno de los grandes desafíos y necesidades de estos países". La cuestión de la mujer en los países árabes-musulmanes también será objeto de análisis desde todas las perspectivas, añadió.

8 MILLONES DE PRESUPUESTO

Para realizar esta labor, la Casa Arabe y el IEAM prevén la organización de todo tipo de actividades, seminarios, exposiciones y talleres de forma periódica, para los que cuentan este año con 8 millones de euros financiados en un 60% por el Ministerio de Exteriores y en un 10% cada una por el resto de instituciones, según Martín.

En el caso de la sede de Madrid, ésta contará, entre otras cosas, con una librería en la que poder adquirir todo tipo de libros y publicaciones relativas al mundo árabe-musulmán, mientras que en Córdoba, donde estará el IEAM, habrá un centro de documentación que será gestionado en estrecha colaboración con la Universidad de Córdoba.

Además del concierto de mañana en el Teatro de la Zarzuela, esta semana están previstas unas jornadas de debate el viernes en el Círculo de Bellas Artes bajo el título 'Foro MundoS ArabeS: ideas, actores y espacios' en las que se abordarán temas como: reforma democrática y pensamientos políticos; mujeres protagonistas; la influencia social y política de las nuevas tecnologíasm, los nuevos actores y los nuevos espacios; y creadores en contexto.

Por otra parte, entre el jueves y el viernes se exhibirán en el Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes cuatro largometrajes de cine árabe en el marco del ciclo 'Miradas'. Las películas son 'El largo viaje', de Ismael Ferroukhi; 'El Niño Dormido', de Yasmine Kassari; 'Days of glory/Indigènes', de Rachid Bouchareb; y 'El último hombre', de Ghassan Salhab.

Ya para febrero, señaló Martín, está prevista la organización en Madrid en colaboración con el Centro Europeo contra el Racismo y la Xenofobia de un foro sobre islamofobia. Este foro, explicó la directora de la Casa Arabe, predente realizar "un análisis serio, profundo y sereno" de esta cuestión en base a "estudios empíricos". Se trata, añadió, de "analizar las raíces de la islamofobia, hasta qué punto la hay y si se puede desarrollar".

Por otra parte, la institución ha creado una 'Tribuna Casa Arabe' que intentará traer a España y "dar a conocer a voces, discursos y pensamientos que no son los habituales". "No sólo existe Al Qaeda y los movimientos extremistas", subrayó Martín, precisando que en los países árabe-musulmanes "no hay una única realidad" sino que en sus sociedades existen multitud de creadores, artistas, pensadores y políticos que hacen "cosas muy interesantes".

En todo caso, la directora de la Casa Arabe quiso dejar claro que "los actores violentos que defienden la violencia no tiene cabida en nuestra institución" y por ello, "todo lo que consideremos que encierra un discurso racista y xenófobo y que no trabaja en favor de los elementos demócraticos" no tendrá un espacio si bien, añadió, "hay que admitir los discursos críticos".