Actualizado 29/04/2007 22:29 CET

Nacimiento (Ampl).- "Nos hacía muchísima ilusión que la Reina tuviera una nieta con su nombre", explica el Príncipe

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Príncipe Felipe explicó esta tarde que tanto a Doña Letizia como a él les hacía "muchísima ilusión que la Reina tuviera una nieta con su nombre" y que ha sido el motivo por el que la nueva Infanta, su segunda hija, lleve el nombre de Sofía.

Así se expresó Don Felipe en la rueda de prensa que ofreció a las ocho de la tarde en la Clínica Rúber Internacional, donde la Princesa de Asturias ha dado a luz a la segunda hija de la pareja. El parto, por cesárea, tuvo lugar unas tres horas antes, sobre las cinco menos diez.

El Príncipe inició su intervención ante los periodistas dando las gracias al equipo médico que atendió a Doña Letizia y a la niña y ofreció los primeros datos de la Infanta, pero sin ofrecer el más esperado. Tras unos minutos expresando su felicidad por el nacimiento, Don Felipe reconoció la "ansiedad" de quienes le escuchaban y que todavía no había anunciado el nombre.

"No me he dado cuenta de decíroslo, se va a llamar Sofía", dijo al fin, provocando una exclamación entre los periodistas que le escuchaban. "Supongo que entraba dentro de muchas porras que habréis hecho muchos de vosotros", agregó Don Felipe. El Príncipe explicó después que la abuela, la Reina, conocía ya que su nueva nieta llevará su nombre y explicó la razón por la que, entre "varios nombres", tanto la Princesa como él se han decidido por Sofía. "Al final, ha pesado mucho el deseo de la Princesa, y por supuesto, el mío, porque nos hacía muchísima ilusión que la Reina tuviera una nieta con su nombre", explicó.

La Infanta Sofía ha pesado 3,310 kilos y ha medido 50 centímetros. Tanto ella como su madre se encuentran "en perfecto estado de salud", según informó el ginecólogo que ha atendido a la Princesa en el parto, Luis Ignacio Recasens.