Actualizado 29/04/2007 18:19 CET

Nacimiento.- El hospital Ruber reparte un refrigerio a los periodistas que aguardan el nacimiento de la infanta

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Ruber Internacional ha repartido un refrigerio entre el más de medio centenar de periodistas que sobre las 15.30 horas aguardaban a las puertas del centro noticias sobre el eventual nacimiento de la segunda hija de los Príncipes de Asturias.

El hospital facilitó a la prensa bocadillos, agua y refrescos unas dos horas y media después de que sobre las 13.07 horas se registrara el ingreso de la Princesa doña Letizia en el centro, todo indica que para dar a luz.

Desde ese momento la expectación a las puertas del centro hospitalario ha ido creciendo ante la eventual inminencia del alumbramiento, si bien desde la Casa Real por el momento sólo se ha confirmado el ingreso de la Princesa.

Los informadores cuentan con unas plataformas elevadas para poder grabar y fotografiar la puerta de la Clínica, así como una carpa y varios sanitarios, todo ello preparado por el Ayuntamiento de Madrid. Por el momento, pocas personas al margen de los periodistas se han acercado al lugar para conocer la evolución de la Princesa de Asturias.

Esta carpa, que ha sido instalada respetando los árboles y la vegetación del lugar, se encuentra frente a la Clínica, mientras que un poco más alejadas se han situado unas vallas donde se congregan algunos curiosos. También hay algunos agentes de la Policía en las puertas del centro hospitalario vigilando las personas que acceden a su interior, y a las que realizan un breve registro.

Lo más leído

  1. 1

    Fallece Maradona a los 60 años tras sufrir una parada cardiorrespiratoria

  2. 2

    Unos 75.000 pensionistas cobrán menos este mes al elevarles la retención por embargos con Hacienda

  3. 3

    Hay un gemelo del Sol en la región de la que vino la señal Wow!

  4. 4

    La Armada responde a Vox que su obligación "legal y moral" sería el rescate de migrantes en el mar

  5. 5

    La Reina Letizia, soberbia con un look "black and white" suple a la perfección la ausencia de Felipe VI en Sevilla