Actualizado 23/03/2007 18:54 CET

Otegi.-Los fiscales progresistas creen "sectarias" las críticas al fiscal por su "exclusiva intencionalidad partidista"

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión Progresista de Fiscales calificó hoy de "sectarias" las descalificaciones proferidas desde diferentes ámbitos contra la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de retirar la acusación contra el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi, en el juicio que se celebró el miércoles, al considerar que están efectuadas "con exclusiva intencionalidad partidista y sin ninguna reflexión técnico-jurídica" sobre la actuación del fiscal adscrito al caso, Fernando Burgos.

En concreto, el Secretariado Permanente de la asociación expresa en un comunicado su rechazo "más absoluto" a las "irreflexivas" manifestaciones realizadas ayer por el portavoz de la Asociación de Fiscales, Guillermo García-Panasco, por insinuar "falta de rigor profesional" en el trabajo del fiscal Burgos, quien manifestó en el trámite final del juicio que la actuación de Otegi durante el entierro de Olaia Castresana podía ser "deplorable, deleznable o irritante", pero "en ningún caso delictiva".

Frente a ello, la Unión Progresista de Fiscales hace un llamamiento a "la responsabilidad de todos a fin de evitar la utilización del sistema de justicia penal como eje central del debate político", porque, a su juicio, "degrada y erosiona uno de los pilares básicos del Estado de Derecho, cuyas garantías amparan a todos por no ser patrimonio de nadie".

Asimismo, expresa su "firme creencia" en que la libertad de expresión y de crítica a la actuación de los poderes públicos constituye "una conquista irrenunciable" del Estado de Derecho, lo que, apunta, "sirve como elemento de control de la posible arbitrariedad de los mismos y para conformar una opinión pública libre en el seno de una sociedad democrática".

Finalmente, recuerda que "el sistema penal español se vertebra sobre la base del principio acusatorio (si no hay acusación, no hay condena), que el fiscal actúa sometido a los principios de legalidad e imparcialidad y que nuestra Constitución reconoce otras formas de acusación particular y popular distintas a la acusación pública".

"INDIGNACIÓN".

La Asociación de Fiscales mostró ayer su "indignación" por la retirada de la acusación contra Otegi y aseguró que los continuos cambios de criterio de la Fiscalía "no contribuye a eliminar la permanente sospecha de utilización del Ministerio Público en función de la coyuntura política" del momento, de lo que responsabilizó al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

El portavoz consideró que actuaciones como las del juicio a Otegi por rendir tributo a Castresana, "aumentan el descrédito y la desconfianza" de los ciudadanos hacia el Ministerio Fiscal.

"Nos duele escuchar que el Ministerio Fiscal está vinculado al Gobierno de turno", criticó García-Panasco, que reivindicó el rigor de la mayoría de los fiscales y confió en que la reforma del Estatuto Orgánico de Ministerio Fiscal que se tramita en el Congreso aporte mayor autonomía" a esta institución.