Pablo Iglesias carga contra Casado y Rivera por "convertir la Constitución en un ladrillo que arrojar"

Pedro Sánchez comparece en el Congreso para informar de la situación en Cataluña
Oscar del Pozo - Europa Press
Publicado 12/12/2018 15:20:10CET

Rivera ironiza sobre la réplica de Iglesias a todos los grupos: "Vaya con cuidado, señor Sánchez, mañana le coge el helicóptero"

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha aprovechado este miércoles su turno de réplica durante el debate de Cataluña en el Congreso para responder uno a uno a los diferentes grupos, como suele hacer el presidente del Gobierno en estos casos y, entre otras cosas, ha acusado a los líderes de PP y Ciudadanos de no creer en la Constitución.

"Hagamos todos lo que tenemos que hacer para que los que utilizan las instituciones y las leyes como piedra que arrojar no vuelvan a traer la corrupción y la mentira al Gobierno del Estado", ha defendido el líder de Podemos.

Así lo ha asegurado, tras pedir también al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que rectifique y trabaje para poder recabar los apoyos necesarios para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019.

"Todos nos equivocamos a veces y es de sabios saber rectificar. Usted y yo sabemos lo que hay que hacer. Todos hemos hecho nuestra parte, haga usted la suya, la gente necesita patriotismo de llegar a fin de mes y Presupuestos", ha reclamado, tras pedir asimismo a los partidos catalanes y vascos que sigan "trabajando" junto a ellos, como hicieron en la moción de censura.

"ESTIMULANTE DISCURSO" DE CASADO

Iglesias ha comenzado su turno de réplica dirigiéndose al líder del PP, Pablo Casado, de quien ha alabado su "calidad parlamentaria" y su "discurso estimulante", aunque ha rechazado su contenido y su "estilo aznariano".

"Ha hecho una intervención muy riverista", ha asegurado, en alusión al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al que ha acusado a continuación de irse "directo al Valle de los Caídos", en lugar de "irse al centro" para diferenciarse de Casado.

En este punto, el líder 'morado' ha cargado contra los dos líderes, y les ha acusado de "no creer en la Constitución", a pesar de reivindicarse como constitucionalistas. "La convierten en un ladrillo para tirárselo a los que no piensan como ustedes", ha espetado.

Antes de pasar a dirigirse a otros portavoces parlamentarios en la ronda de réplicas que ha querido protagonizar, Iglesias ha pedido a Rivera que antes de comentar datos históricos, "por respeto" a los ciudadanos que le votaron, "abra alguna vez un libro de historia".

A su vez, el líder de Ciudadanos ha ironizado después sobre la "usurpación" de Iglesias a las funciones de Sánchez. "Vaya con cuidado señor Sánchez, que mañana le coge el helicóptero", ha apostillado Rivera.

El siguiente en la réplica de Iglesias ha sido el portavoz de ERC, Joan Tardá, a quien ha agradecido "su tono" y ha llamado a "trabajar juntos", al igual que ha hecho con el del PDeCAT, Carles Campuzano, del que ha reconocido que "suena diferente" al presidente de la Generalitat, Quim Torra. "Me gusta más como suena usted. Ha dicho hoy algo que era difícil para usted, que es que trabajemos para recuperar el espíritu de la moción. Hagámoslo", ha defendido.

"PUÑALADA TRAPERA" A ERC

Tardà también ha respondido a Pablo Iglesias, al que ha acusado de haberle dado "una puñalada trapera" cuando éste le ha pedido que cuando hablara de corrupción también se acordara de los Pujol en Cataluña. "No nos lo merecemos", ha dicho.

En este sentido, el independentista catalán ha querido dejar claro que en su partido denuncian la corrupción de los gobiernos centrales y autonómicos, desde la Cataluña de Jordi Pujol, al Madrid de Esperanza Aguirre o a la Galicia de Alberto Núñez Feijoó.

El líder de Podemos también ha alabado al PNV, del que ha destacado que "pueden ayudar mucho" a que la situación se desencalle. "Hace falta responsabilidad frente a los que convierten la ley y la Constitución en un ladrillo que arrojan a los que no piensan como ellos", ha insistido Iglesias, que no ha querido terminar sin dirigirse también a los portavoces de Compromís y Bildu.