Los partidos deberán publicar donaciones de más de 50.000 euros y sus fundaciones inscribirse para lograr subvenciones

Publicado 21/02/2014 17:37:43CET
Consejo de Ministros, Gallardón, Santamaría y Jorge Fernández Díaz
EUROPA PRESS

Santamaría dice que hay que actualizar el registro de partidos porque hay más de 4.080 inscritos pero más de 2.000 no tienen actividad

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha aprobado este viernes el proyecto de ley de control de la actividad económico-financiera de los partidos que prohíbe las condonaciones de deuda totales o parciales a los partidos, así como las donaciones de empresas. Es más, fija la obligación que las formaciones deban publicar en su página web las donaciones de personas físicas superiores a 50.000 euros.

En la misma norma, que será remitida ahora al Parlamento para su tramitación parlamentaria, se establece que las fundaciones y asociaciones vinculadas a los partidos políticos tengan que estar inscritas en el Registro de Partidos Políticos.

"Hemos intensificado que las fundaciones que tienen una vinculación con un partido lo tengan que declarar, que eso sea público y que sea un requisito previo a la obtención de subvenciones de esta naturaleza", ha declarado Sáenz de Santamaría.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha señalado que, de esa forma, se incrementan las "obligaciones de transparencia, control y rendición de cuentas" de las fundaciones, ya que hasta ahora podían recibir "determinadas subvenciones" por estar vinculadas a un partido "pero eso no había que declararlo o reconocer esa circunstancia".

LAS CUENTAS DEBERÁN ESTAR EN LA WEB

Esta ley de control de la actividad económico-financiera de los partidos, que el Ejecutivo quiere consensuar con los grupos de oposición en el trámite parlamentario, obliga a todos los partidos, y no sólo a los que perciban subvenciones, a presentar sus cuentas anuales al Tribunal de Cuentas.

Además, se prohíben las donaciones a los partidos políticos procedentes de personas jurídicas y de entes sin personalidad jurídica. Es más, las donaciones indebidas que reciban los partidos tendrán que ser devueltas o ingresadas en el Tesoro.

Según la norma, será obligado que los partidos publiquen en sus páginas web, junto al balance y cuenta de resultados, los créditos pendientes de amortización, con especificación de la entidad concedente, el tipo de interés, el plazo de amortización, así como las subvenciones recibidas y las donaciones de importe superior a 50.000 euros.

Sáenz de Santamaría ha señalado que se ha establecido esa cuantía porque esa cifra es "relevante" y constituye una "información manejable". En cualquier caso, ha indicado que el conjunto de donaciones deberán formar parte de las cuentas y documentación que se remite al Tribunal de Cuentas.

Igualmente estarán prohibidas las condonaciones de deuda, totales o parciales. "A estos efectos se entiende por condonación la cancelación total o parcial del principal del crédito o de los intereses vencidos, o la renegociación del tipo de interés por debajo de los aplicados en condiciones de mercado", según el Ejecutivo.

COMPARECENCIA DEL TESORERO

Esta norma regula la figura del tesorero, que tendrá la obligación de comparecer en sede parlamentaria una vez emitido el informe de fiscalización por parte del Tribunal de Cuentas, según la vicepresidenta del Gobierno.

En la ley se establece además la obligación de fijar un procedimiento normalizado de contratación; se regula el contenido mínimo de los estatutos de los partidos; se adapta su regulación a la recuperación de su responsabilidad penal como personas jurídicas; y se reconoce la capacidad de creación de partidos políticos a todos los ciudadanos de la Unión Europea.

Sáenz de Santamaría ha explicado que una de las observaciones que había realizado el Consejo de Estado es que, si los partidos inscritos no adaptaban sus estatutos, se pudiera proceder a su cancelación en el registro de partidos. Sáenz de Santamaría ha admitido que eso podía interpretarse como un supuesto de "ilegalización de partidos".

Por eso, ha señalado que finalmente se ha abogado porque aquellas formaciones que no adapten sus estatutos a lo que dice la Ley de Partidos se les "cierre la posibilidad de llevar cualquier cosa a ese registro de partidos en tanto en cuanto no adapten sus estatutos".

La vicepresidenta ha subrayado que hay 4.080 partidos registrados, pero más de dos mil no han tenido ninguna actividad ni realizado ninguna comunicación al registro en los últimos años. Por eso, ha invitado a los grupos de la oposición a estudiar cómo actualizar el registro de partidos "porque se inscriben nuevos" pero no se dan de baja los existentes.