Publicado 26/01/2018 19:06:51 +01:00CET

Pedro Sánchez, convencido de que la crisis en Cataluña pasa por "perfeccionar" su autogobierno

Pedro Sánchez, en la USC de California
JESSE M. UNRUH INSTITUTE OF POLITICS?

Admite que el PSOE tiene un "problema" con los jóvenes, porque piensan que este partido es parte del pasado, pero no del futuro

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, está convencido de que la solución a la crisis en Cataluña pasa por "perfeccionar su capacidad de autogobierno" y la del resto de las autonomías españolas, dado que las tensiones territoriales, aunque tengan su máximo exponente en Cataluña, se extienden por el resto del país.

Así se ha expresado en un coloquio organizado por el Unruh Institute of Politics de la Universidad del Sur de California, en Los Angeles, este jueves (madrugada del viernes en España), donde ha contrarrestado la propaganda independentista, ha explicado las causas de la crisis y ha resumido el desarrollo de los últimos acontecimientos, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la celebración de los últimos comicios del 21 de diciembre.

Después de presentar a Cataluña como una de las regiones más descentralizadas y prósperas de Europa y negar la opresión política y económica que denuncian los independentistas con sus tácticas propagandísticas "populistas", Sánchez ha reconocido que la crisis en este territorio "está lejos de terminarse" y probablemente llevará "años" resolver.

En su opinión, y a pesar de que la democracia española ha demostrado tener instrumentos para defenderse de un ataque a su integridad territorial, en Cataluña persiste un problema político que ha partido a la sociedad catalana "en dos bloques".

Por eso, Sánchez ve necesario empezar a trabajar ya en esa solución que llevará años, lo que pasa a su juicio por "perfeccionar" el autogobierno de Cataluña y del resto de Comunidades Autónomas, al mismo tiempo que se refuerzan los instrumentos de cooperación entre el Estado central y el resto de los territorios.

A tales fines deberían servir los trabajos iniciados en el Congreso para evaluar y estudiar la modernización del Estado autonómico español y los que posteriormente se abrirán, asegura, sobre una posible reforma constitucional.

EL RIESGO DE RECENTRALIZAR

Sánchez ha compartido con el auditorio que le escuchaba un temor: el aumento de una tendencia entre la opinión pública española hacia la recentralización del Estado, un movimiento que surge como reacción a la "deslealtad" de los nacionalistas con el Estado, que han alimentado la animadversión hacia España usando para ello los medios de comunicación y el sistema educativo, entre otros instrumentos.

El líder socialista no tiene dudas de que uno de los logros de la Cosntitución de 1978 fue crear una suerte de Estado federal en España, aunque no tenga esa denominación. Por eso aboga por defender ese modelo federal en lugar de caer en la tentación de la recentralización.

En el turno de preguntas a Sánchez le preguntaron cómo se hace compatible la oposición al Gobierno de Mariano Rajoy con el apoyo al Ejecutivo ante el desafío independentista. El secretario general explicó que esta cuestión generó precisamente un debate interno en el seno del partido, pero que el respaldo al Ejecutivo en la aplicación del 155 es en realidad mantener la coherencia con la historia del propio PSOE.

Y es que Sánchez ha recordado que el PSOE es el único partido nacional de los que participó en la redacción de la Constitución que permanece en la actualidad, ya que el PP era entonces Alianza Popular y la UCD hace décadas que desapareció. Por lo tanto se trataba de defender esa obra, no al Gobierno.

En su intervención, Sánchez ha subrayado que los independentistas nunca han logrado hasta la fecha en unas elecciones una mayoría de votos, aunque la ley electoral, como favorece a las provincias menos pobladas, hace posible que tenga mayoría en escaños.

En otro momento del coloquio, Sánchez ha reconocido que su partido tiene "un problema con los jóvenes", que piensan que el PSOE es parte del pasado, "pero no del futuro".

Desde el público también se la ha preguntado si el desafío que afronta España podría solucionarse cambiando el sistema político a una república federal, pero Sánchez ha señalado que ve "perfectamente compatible un sistema federal con una monarquía republicana". "El debate no es monarquía o república, sino lograr una reforma territorial", ha explicado.

Para leer más