Pedro Sánchez sobre la pitada: "La mala educación no puede ser sancionada"

Publicado 02/06/2015 22:20:03CET

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha confirmado este martes que el pasado domingo se puso en contacto telefónico con el Rey Felipe VI para transmitirle su apoyo y el del partido después de la pitada al himno nacional durante la final de la Copa del Rey y ha calificado de "irresponsable" que el Gobierno aproveche esta cuestión "políticamente".

En declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, el líder de los socialistas ha cargado contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy por "aprovechar" la pitada --unos hechos ante los que desde luego nos sentimos lejanos, ha dicho-- para sacar un rendimiento político, algo que ha calificado de "irresponsable".

"La mala educación no puede ser sancionada nunca", ha dicho, no obstante, el máximo dirigente del PSOE a nivel nacional después de que se haya planteado la posibilidad de sancionar a los colectivos y organizaciones que promovieron la pitada en el Camp Nou.

RECONDUCIR EL PROBLEMA CATALÁN

Respecto al desafío soberanista, el secretario general del PSOE ha hecho un llamamiento a reconducir el denominado "problema catalán" y ha apostado por, en primer lugar, admitir que se trata de una cuestión no solamente catalana sino también española. "Lo que no se puede hacer es tener la callada por respuesta ante el desafío soberanista por parte de la Moncloa, del señor Rajoy", ha recriminado al Gobierno.

En este sentido, ha abogado por "abrir la reforma constitucional" que dé a España "la oportunidad de revitalizar" el sistema democrático y que sirva de cauce para "recomponer consensos rotos" por culpa de "irresponsables" políticos.

"Hay mucha gente joven que está deseando hacer suya la Constitución votándola", ha apostillado Sánchez, que ha incidido en que esa reforma podría ser aprovechada para introducir en la misma el reconocimiento a una serie de nuevos derechos como el medioambiental, relativos a la sociedad de la información y regenerar así la vida política.

Para leer más