Actualizado 11/12/2007 14:53 CET

PGE.- Paulino Rivero no augura "un buen futuro" para los grupos que aprobaron el veto a las cuentas públicas

Afirma que Coalición Canaria, pese a estar abierta a futuros acuerdos, parte "de una situación de descrédito" de Zapatero

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, no augura "un buen futuro" para las formaciones políticas que están "en contra" de los Presupuestos Generales del Estado de 2008. Además, insiste en mantener el veto de su partido, Coalición Canaria, a las cuentas públicas en la nueva votación en el Congreso.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Rivero manifestó su incertidumbre sobre el futuro de los PGE en la Cámara Baja. Sin embargo, matizó que "de la misma manera que el Gobierno consiguió salvaguardar la integridad de la ministra de Fomento, comprando lo que tenía que comprar para buscar apoyos parlamentarios, en el tema presupuestario podrá serle más fácil".

"No auguro un buen futuro a los que estamos en contra de los Presupuestos, teniendo en cuenta cómo se las maneja el Gobierno a la hora de tener que tomar mayoría", apuntó.

A juicio del presidente canario, el texto presupuestario "atenta contra la solidaridad interterritorial" y además, "ataca de fondo a la Constitución", donde "se prohíbe tácitamente que en los Estatutos de Autonomías se consagre una financiación estable para algunas Comunidades". Por ello, subrayó que las cuentas de 2008 "están orientadas para favorecer a unas determinadas Comunidades Autónomas".

Preguntado también si Coalición Canaria cambiaría el sentido de su voto, en el caso de que Zapatero prometiera resolver el déficit de inversión por habitante del que se queja el Gobierno canario, Rivero manifestó que ya "no es posible corregir" las cuentas. "Nosotros ya no nos fiamos, y vamos a votar en contra", concluyó.

REFORMA DE ZAPATERO "EMPIEZA Y ACABA EN CATALUÑA"

En este sentido, señaló que a pesar de "haberles gustado al principio de la legislatura" la propuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el "impulso de una nueva descentralización", "en el transcurso del tiempo se han dado cuenta que el objetivo reformista de Zapatero empezaba y terminaba en Cataluña".

"Eso de creer en la descentralización del Estado y en ajustar las competencias a las singularidades de cada Comunidad Autónoma, era todo un canto de sirenas, y en el caso de Canarias desde luego no se ha cumplido", explicó. "Nos sentimos absolutamente defraudados por la falta de compromiso", enfatizó.

Al ser preguntado sobre si Coalición Canaria pactaría en un futuro con el PSOE de cara a una nueva legislatura, Rivero afirmó que "en democracia" los grupos políticos "tienen que estar abiertos a los acuerdos". No obstante, puntualizó que "la opinión del Gobierno de Canarias va en paralelo, con la credibilidad que tiene el Presidente del Gobierno", consideración que, según dijo, "en el ultimo año ha caído espectacularmente", sobre todo "con respecto a Canarias". "Partimos de una situación de descrédito del actual Presidente del Gobierno", remarcó.

Por otra parte, el Jefe del Ejecutivo Canario reclamó el cumplimiento de le ley del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, "que es tan importante como el Estatuto catalán y andaluz", y que, según dijo,"contempla la inversión media por habitante de lo que se invierte en la Península". De este modo, aseguró que los ciudadanos canarios "están a un 50 por ciento de déficit de inversión por habitante del Estado con Canarias", por lo que, "van a vetar los Presupuestos y a recurrir ante el Tribunal Constitucional".