Publicado 11/08/2020 15:50:14 +02:00CET

Piden a la Policía que investigue la detención del jugador del Deportivo que cuestiona un juez

Álex Bergantiños, jugador del Deportivo de La Coruña, en una imagen de archivo
Álex Bergantiños, jugador del Deportivo de La Coruña, en una imagen de archivo - LALIGA

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Unión Federal de Policía (UFP) ha pedido que se abra una investigación interna por la actuación en la que se detuvo al jugador del Deportivo de la Coruña Álex Bergantiños tras un audio suyo de Whatsapp en el que hablaba con sus compañeros del partido contra el Fuenlabrada de la Segunda División suspendido por positivos en coronavirus.

En una carta, a la que tenido acceso Europa Press, dirigida este martes por la UFP al director general de la Policía, Francisco Pardo, la organización pide que se investigue la actuación del ex director adjunto operativo (DAO) Florentino Villabona, que tras su jubilación pasó a trabajar para La Liga de Fútbol, "por si hubiera utilizado a funcionarios policiales para su uso como integrante de una institución privada".

La UFP pide explicaciones adicionales de la Dirección General por la detención del jugador del Deportivo, que posteriormente quedó en libertad sin medidas cautelares. La actuación fue cuestionada en un auto judicial por haberse llevado a cabo "basándose en un simple audio de Whatsapp en el que no hay evidencia alguna de manipulación de ningún partido".

Según este sindicato, en el auto judicial se señala que "habría que tener más cuidado a la hora de utilizar los recursos públicos y no malgastarlos en asuntos sin relevancia".

También recuerda la UFP en la carta que firma su secretario general, Víctor Manuel Duque León, que la denuncia por el audio se interpuso el mismo día de la detención de Bergantiños, después de que la Comisaría General de Policía Judicial dispusiera el traslado de dos funcionarios del Centro Nacional de Policía de Integridad en el Deportes y Apuestas (CENPIDA).

El partido Deportivo-Fuenlabrada fue aplazado por los positivos en Covid-19 en el equipo madrileño, lo que motivó las quejas cruzadas de varios equipos que entendían que afectó a la competición.