PNV lamenta que se use "cualquier excusa" para relacionarle con corrupción y la oposición censura "falta de autocrítica"

Publicado 25/10/2018 14:54:11CET

El Parlamento aprueba una resolución sobre esta trama del 'Caso Margüello' con el apoyo de todos los grupos salvo el PNV

VITORIA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los partidos de la oposición y el PNV han protagonizado este jueves un cruce de reproches con motivo del 'caso Margüello', por el que EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP han criticado la falta de autocrítica y los intentos de los 'jeltzales' de ocultar esta trama de "corrupción", mientras que estos últimos han censurado que se use cualquier "excusa" para relacionarles con este tipo de conductas.

El pleno del Parlamento Vasco ha vuelto a debatir este jueves sobre el 'caso Margüello', una presunta trama de irregularidades en la adjudicación de contratos del Departamento de Sanidad entre 1996 y 2009, durante el mandato de Gabriel Inclán (PNV) como consejero.

La Audiencia Provincial de Viacaya condenó el mes pasado a nueve años de inhabilitación para empleo o cargo público al exjefe de Calidad del Hospital de Cruces José Carlos Margüello y al exdirector de Sanidad de Vizcaya José Ramón Elorriaga, así como a siete años de inhabilitación a María Nieves Fernández, antigua socia de Margüello, por delitos de prevaricación. El exviceconsejero de Sanidad Rafael Cerdán fue absuelto de los delitos que se le imputaban.

El debate de este jueves en el pleno de la Cámara vasca se ha producido a instancias de Elkarrekin Podemos, formación que finalmente ha consensuado una resolución con EH Bildu, el PSE-EE y el PP.

El texto, que ratifica las conclusiones elaboradas en 2001 por una comisión de investigación creada en el Parlamento Vasco en torno a este caso, ha sido aprobado con la abstención del PNV, formación que ha intercambiado duros reproches con los partidos de la oposición.

El PSE, actual socio del PNV en el Gobierno Vasco, pero que en la época en la que se produjeron las irregularidades no formaba parte del Ejecutivo, se ha desmarcado de ese cruce de reproches.

"CORRUPCIÓN OBVIA"

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Juan Luis Uria ha lamentado que el PNV haya "perdido la oportunidad" de mostrarse contundente frente a este caso de "corrupción obvia" en el Gobierno Vasco, y ha relacionado las adjudicaciones de contratos a Margüello con su "amistad" personal con el entonces consejero Gabriel Inclán.

Por parte de EH Bildu, Eva Blanco ha asegurado que cada cual ha de "aguantar su mochila", y ha lamentado que desde el PNV y el Gobierno Vasco se actúe como que "aquí no ha pasado nada". Además, ha afirmado que existen "serias dudas" de que el Ejecutivo haya aplicado las recomendaciones aprobadas en 2011 por la comisión de investigación creada en torno a este caso.

Desde el PP, Laura Garrido ha denunciado que cuando la corrupción afecta a otros partidos, el PNV muestra un discurso de "exigencia total", pero que cuando estas prácticas afectan a los 'jeltzales', estos se dedican a "taparlas" .

"PRÁCTICAS POCO APROPIADAS"

El parlamentario del PNV Kerman Orbegozo ha subrayado que su partido tiene un "compromiso claro" contra la corrupción. Además, ha reconocido que en el 'caso Margüello' se produjeron "prácticas individuales poco apropiadas", pero ha lamentado que la oposición recurra a cualquier "excusa" para "relacionar al PNV con la corrupción".

Por su parte, Natalia Rojo (PSE-EE) ha recordado que el Gobierno socialista de Patxi López ya actuó de forma "rigurosa" ante este asunto hace dos legislaturas, y ha señalado que desde que se produjeron los hechos, se han establecido requisitos "más exigentes" para la concesión de contratos públicos por parte del Gobierno.

La enmienda aprobada este jueves incluye un llamamiento al Gobierno autonómico para que "cumpla" las recomendaciones aprobadas en 2011 por la comisión de investigación sobre el 'caso Margüello'.

El dictamen de aquella comisión señalaba que durante el periodo 1996 a 2009, se produjeron irregularidades "reiteradas y continuadas en el tiempo" en los procesos de contratación e incrementos de precio de varios contratos del Departamento de Sanidad con empresas de Margüello. El dictamen fue aprobado con el respaldo de PSE, PP y UPyD, la abstención de Aralar, EA y EB, y el rechazo del PNV.

Además, la resolución aprobada este jueves incluye un compromiso genérico contra la corrupción y el "mal uso del poder público", así como un mensaje de respeto al principio de separación de poderes. El PNV se ha mostrado dispuesto a apoyar estos dos puntos, por lo que ha solicitado que se pudieran votar por separado, aunque los grupos proponentes no han accedido a esta petición.