Podemos dice que estará en Sumar pero reclama que no se vete a Montero y garantías de escaños en el Congreso

776808.1.260.149.20230609135927
Vídeo de la noticia
La líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, a su llegada a una rueda de prensa en la sede de Podemos, a 29 de mayo de 2023, en Madrid (España). - Alberto Ortega - Europa Press
Actualizado: viernes, 9 junio 2023 15:06

Belarra apela a Díaz a seguir negociando y desvela que Montero ha ofrecido dar un paso atrás pero la dirección no lo ha aceptado

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) - Podemos tiene decidido que concurrirá con Sumar a las elecciones generales del próximo 23 de julio pese a que la plataforma de Yolanda Díaz ha trasladado que la ministra de Igualdad, Irene Montero, es un "obstáculo insalvable" para la candidatura amplia de izquierdas, según ha anunciado la líder de la formación, Ione Belarra, este viernes.

También ha alertado que Podemos corre el peligro de no obtener representación en el Congreso en la próxima legislatura, por lo que pide un "acuerdo justo" y seguir negociando porque no aceptan el veto a su 'número dos'.

Así lo ha trasladado durante una comparecencia sin prensa en la sede del partido, retransmitida online, tras la reunión de la Ejecutiva después de que el 93% de los inscritos que han participado en la consulta online exprés avalaran a la dirección a pilotar el acuerdo de confluencia con Sumar.

De esta forma, Belarra ha señalado que la firma de su partido en la coalición con Sumar y otras fuerzas progresistas está "garantizada", pero a su vez pide seguir negociando y replantear los términos de la confluencia que se están negociando, sobre todo sus puestos en las listas del Congreso a su organización y la situación de Montero.

A su juicio, es factible revisar las condiciones relativas a su partido sin tener que esperar al último minuto del registro de la coalición con Sumar a los comicios generales, cuyo plazo expira esta misma medianoche.

No obstante, la presentación de las listas electorales es posterior y la convocatoria electoral marca como fecha límite el 19 de junio.

LA UNIDAD DESDE LA EXCLUSIÓN ES UN "TREMENDO ERROR POLÍTICO"

"Desde el equipo negociador de Yolanda Díaz se nos ha trasladado que la presencia de Irene Montero en el equipo que concurra a las próximas elecciones generales es un obstáculo insalvable para alcanzar un acuerdo de unidad", ha lanzado la líder del partido morado en su alocución.

Al respecto, Belarra ha reconocido que le "entristece profundamente" que Díaz, a través de sus negociadores, proponga que el acuerdo de coalición con Sumar se construya sobre la exclusión de Montero, que ha "llevado las transformaciones feministas más lejos que nadie antes en este país".

Tras loar las normativas que ha impulsado la titular de Igualdad, ha recriminado que se les pida "sacrificar" a su principal activo político, para relatar que Montero se ha puesto ha disposición del partido y "hacer lo que fuera necesario" en favor de la unidad, en alusión a su retirada voluntaria de las listas.

Sin embargo, Belarra ha subrayado que su respuesta como líder de Podemos y el resto de miembros del secretariado es que su veto es "no solo una injusticia sino un tremendo error político".

LA OFERTA DE SUMAR NO LES DA PUESTOS DE SALIDA

Por otro lado, ha criticado que a tenor de la última oferta de acuerdo que les ha planteado Sumar, Podemos "podría quedarse sin representación" en el Congreso, algo que sería también injusto.

De esta forma, el acuerdo de la dirección estatal del partido es plantear a Díaz que el compromiso de unidad de Podemos es "firme" y que el estampado de su firma en la coalición está "garantizada", pero también que su voluntad es llegar a un pacto justo.

"Esperamos no tener que llegar al último minuto. El acuerdo puede darse en muy poco tiempo si hay voluntad de Yolanda (Díaz). Y que también que no aceptamos ningún veto como parte de la negociación. Para preservar el cuidado de la negociación es absolutamente fundamental el respeto a los interlocutores", ha concluido.

Con ello, la formación morada quiere mantener abiertas las negociaciones e impedir la exclusión, revelando así que el principal escollo en su caso es la exigencia de que Montero no esté en el Congreso.

Una versión que difiere de lo manifestado por el portavoz de campaña de Sumar, Ernest Urtasun, quien el miércoles afirmó que no se estaban planteando vetos a nadie, y que otras fuerzas políticas tampoco en alusión a Más Madrid, Compromís y comunes.