Publicado 01/07/2021 12:36CET

Podemos llevará el referéndum de autodeterminación a la mesa de Cataluña pese al "nunca jamás" de Sánchez

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, interviene en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.
El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, interviene en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados. - EUROPA PRESS/A.Ortega.POOL - Europa Press

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, considera que la mesa de diálogo sobre Cataluña debe retomarse "con mucha escucha y empatía" por todas las partes y ha recordado que en ese foro su formación defenderá el "derecho a decidir", convencida de que la opción mayoritaria en ese eventual referéndum sería "seguir formando parte de España con una mayor cuota de autogobierno.

"Esa es la opción que defenderemos", ha comentado Echenique en una rueda de prensa en la Cámara Baja, pese a que el presidente del Gobierno de coalición, el socialista Pedro Sánchez, proclamó en el Congreso que "nunca jamás" se aceptará.

El portavoz del partido morado ha declinado opinar sobre las propuestas que plantearán las formaciones independentistas o sus socios en el Gobierno. "No voy a opinar sobre las propuestas de los demás", ha dicho, alegando que no ve conveniente "condicionar" el trabajo de la mesa de diálogo, que se reactivará en septiembre.

A su juicio, ese foro "tiene un largo camino por andar" y a sus primeras reuniones se debe ir "a escuchar más que aponer exigencias encima de la mesa". "Tenemos que ser muy prudentes, no condicionar, y escuchar con empatía y voluntad de dialogar", ha resumido.

En este contexto, se ha limitado a señalar que Unidas Podemos defenderá su posición "de toda la vida": el derecho a decidir, desde el convencimiento de que la mayoría de los catalanes apostarían por seguir en España, pero con más autogobierno.

Echenique sí ha destacado que "incluso el PSOE se ha abierto a una votación en Cataluña" y habla de que "primero haya un acuerdo y luego una votación". "Las diferencias en este punto son más de matiz", ha abundado, remitiéndose a lo que se vaya hablando en la mesa de diálogo, un trabajo que, ha avisado, "no va a ser rápido", porque se trata de un conflicto que lleva "enquistado" una década.

Contador