Podemos rescata la mesa de partidos sobre Cataluña en su oferta de negociación al PSOE

Publicado 20/08/2019 13:17:09CET
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se abstiene durante la segunda y definitiva votación para la investidura del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno en el Congreso de los Diputados dando por tanto la investidura por fallida.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se abstiene durante la segunda y definitiva votación para la investidura del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno en el Congreso de los Diputados dando por tanto la investidura por fallida.Eduardo Parra - Europa Press

Su objetivo sería buscar soluciones y diagnósticos comunes al "conflicto territorial"

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Unidas Podemos recupera la idea de crear una mesa de partidos para el diálogo sobre Cataluña en el documento que ha remitido este lunes al Ejecutivo de Pedro Sánchez con su oferta para retomar la negociación sobre la formación de un Gobierno de coalición.

El documento de 119 páginas hace una breve mención al conflicto con el independentismo en Cataluña para proponer la creación de "una Mesa de Diálogo multilateral sobre Cataluña, cuya propuesta de composición esté previamente desarrollada y acordada con el Parlament de Catalunya".

"Esta Mesa debe tener como objetivo el acercamiento institucional
entre la Administración catalana y la estatal en la búsqueda
de soluciones y diagnósticos comunes al conflicto territorial,
sean dichas soluciones o diagnósticos de ámbito económico,
político o lingüístico", reza el texto.

¿DE NUEVO EL RELATOR?

La propuesta recuerda a la mesa de partidos extraparlamentaria que estuvo a punto de asumir el PSOE, y que incluía la polémica figura de un relator que coordinase sus trabajos, en el marco de la negociación con los partidos independentistas de los Presupuestos de 2019, que finalmente tumbó ERC, provocando el adelanto electoral.

Unidas Podemos secundó en su momento esa mesa de partidos con su relator, si bien defendía, en línea con los independentistas, que en ese foro se pudiera hablar del derecho de autodeterminación.

En el documento remitido este lunes al Gobierno, los morados no hacen mención al derecho de autodeterminación, si bien en las negociaciones de julio prometieron lealtad al PSOE en este asunto y asumieron que tendrían que secundar la línea que el presidente Sánchez marcase sobre Cataluña. Y el PSOE es firme en su rechazo a salirse del marco constitucional, donde el derecho de autodeterminación no tiene cabida.

"La Mesa no sustituiría en ningún caso los mecanismos propios
de la relación de bilateralidad entre Gobierno y Generalitat,
sino que deberá ser entendida como un espacio que ayude
a impulsar una vía de diálogo que permita desjudicializar el
conflicto político que se vive en Cataluña", añade Podemos en su documento.

UNA INICIATIVA POLÉMICA

La idea de crear una mesa de partidos extraparlamentaria coordinada por un relator convulsionó la vida interna del PSOE a principios del año pasado, con muchos de sus dirigentes cuestionando la conveniencia de dotarse de un instrumento que veían como una cesión a los postulados independentistas.

Las voces críticas no vinieron únicamente de figuras alejadas de Sánchez, como el histórico dirigente Alfonso Guerra --que advirtió de que el "desatino" del relator equiparaba a España con países en conflicto como Yemen-- sino también de dirigentes alineados con el actual líder, como el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, o del portavoz en la Asamblea de Madrid, Angel Gabilondo.

En su programa electoral para los comicios del 28 de abril, el PSOE evitó hacer referencia expresa a su apuesta para reformar la Constitución con vistas a avanzar hacia un modelo federal y se limitaba a defender el refuerzo del actual Estado de las Autonomías. Nada se decía tampoco sobre la eventual creación de una mesa de diálogo sobre Cataluña.

Contador