La Policía detiene a una pareja a quienes incauta de 24.300 artículos presuntamente falsificados

Actualizado 03/09/2008 22:40:52 CET
Actualizado 03/09/2008 22:40:52 CET

La Policía detiene a una pareja a quienes incauta de 24.300 artículos presuntamente falsificados

ep

BENIDORM (ALICANTE), 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Benidorm (Alicante) y Alicante detuvieron ayer martes, 2 de septiembre, a dos personas, a quienes les decomisaron 24.300 artículos falsificados de diferentes marcas, según indicó hoy el intendente de la Policía Local de Benidorm, Carlos López.

La pareja, de origen chino, fue arrestada ayer, tras intervenirles los objetos falsificados, que presuntamente vendían en mercadillos de localidades alicantinas como Sant Joan d'Alacant, El Campello y Mutxamel.

La Policía Local de Alicante detectó el origen de la mercancía en Benidorm e iniciaron una investigación en colaboración con la Policía Local de Benidorm y el Cuerpo Nacional de Policía. Según detalló el intendente de la Policía Local de Benidorm, Carlos López, la operación se desarrolló sobre las 17.00 horas de ayer en un comercio situado en la calle Lepanto de Benidorm.

En un primer registro ocular del establecimiento los agentes detectaron algunos de estos artículos en las estanterías, si bien el grueso del material se encontraba en la trastienda y en dos garajes. Asimismo, todo indica que el matrimonio venía desarrollando esta actividad desde hace escasos meses, ya que el pasado mes de diciembre se procedió a una inspección de este establecimiento por parte de la Policía Local sin que hubieran indicios de esta actividad delictiva.

Entre la mercancía localizada hay relojes, gafas de sol, gorras y joyas de marcas como Tous, Play Boy , Dolce Gabanna, Calvin Klein, Channel, Nike, Adidas o Oakley (. López ha apuntó que el valor de los originales de los artículos incautados podría superar en el mercado los dos millones de euros, aunque todavía están pendientes de valoración. El intendente destacó además la exactitud de algunas de estas réplicas y ha apuntado que "a algún joyero incluso le ha costado diferenciar el original y el falsificado".

La Policía Local de Benidorm ha precintado el local y está previsto decretar el cierre cautelar del establecimiento. Los detenidos, por su parte, deben pasar a lo largo del día de hoy a disposición judicial como presuntos autores de un delito contra la propiedad industrial, por el que podrían ser castigados con una pena de hasta cinco años de prisión.

El material incautado será custodiado por la Policía Local hasta que el juez decida qué hacer con los más de 24.300 artículos falsificados. Además, las piezas deberán ahora ser valoradas por los tasadores de las propias compañías afectadas, según indicó López.

El grupo quinto de la Comisaría de la Policía Nacional de Benidorm se ha encargado del caso, dada "su mayor capacidad operativa", para tratar de averiguar el lugar de fabricación de los artículos falsificados, así como el modo en que éstos han sido introducidos en España. En cualquier caso, y según ha expuesto López, todo indica que estos artículos han sido confeccionados en China.