1 de abril de 2020
 
Publicado 03/10/2013 18:43:03 +02:00CET

La Policía dice que no ha recibido grabaciones del Pilar porque las cámaras de la Basílica son sólo de visualización

Basílica del Pilar
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha asegurado que desde el Cabildo no se han recibido grabaciones del interior de la Basílica del Pilar sobre el atentado de este miércoles porque las cámaras de seguridad son de visualización.

No obstante, fuentes policiales han destacado, en declaraciones a Europa Press, la "estrecha colaboración y disposición" del Cabildo Metropolitano del Pilar para intentar esclarecer la autoría del atentado en el templo.

La explosión de un artefacto fabricado con una bombona de camping-gas no ha causado víctimas, salvo lesiones en el tímpano de una mujer y daños materiales en tres bancos, aunque queda por hacer una valoración completa de las pinturas de Goya.

El refuerzo de las medidas de seguridad en este santuario urbano será uno de los aspectos que tendrá que debatir el Cabildo Metropolitano de Zaragoza, según han señalado desde este organismo de la Diócesis zaragozana.

En este sentido, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha indicado que el refuerzo de las medidas de seguridad en el interior de la Basílica dependen del Cabildo, "eso es sagrado", pero en el exterior, en la Plaza del Pilar, "podemos intensificarla con cámaras", ha opinado.

"Estoy convencido del buen criterio del Cabildo y que se tomarán las medidas que la Brigada de Información de la Policía Nacional aconseje y es lo que haremos todos, porque ellos son los especialistas. Lo que pidan lo haremos".

En la misma línea se ha referido el El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha asegurado que se va a estudiar cómo mejorar los sistemas de seguridad en la Basílica del Pilar de Zaragoza al tiempo que ha insistido en que "es rigurosamente falso" que los autores del atentado de este miércoles "llamaran a medios de comunicación y avisaran" a responsables del templo, pero ha vaticinado que acabarán en la cárcel.