PP y Cs defienden que el Congreso pida la dimisión de Delgado por sus "perversas amistades" con Villarejo y Garzón

Sesión de control al Gobierno en el Senado
Ricardo Rubio - Europa Press
Actualizado 09/10/2018 21:52:12 CET

"Para acabar con el adversario político ponga un Villarejo en su vida", les reprocha el socialista Juan Carlos Campo

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios del PP y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados han apoyado este martes una moción en la que se solicita la dimisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, por sus "perversas amistades" con comisario jubilado José Manuel Villarejo y también por su relación con el que fuera juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, cuyos intereses como abogado, según la diputada María Jesus Moro, están marcando la actuación de la responsable de este departamento.

Aunque la diputada de Podemos Gloria Elizo no lo ha anunciado de forma expresa, Unidos Podemos tiene previsto abstenerse frente a esta moción, lo que facilitará que el texto del grupo parlamentario popular salga adelante con el apoyo de Ciudadanos. Su portavoz durante el debate de este asunto durante el Pleno de este martes, ha llegado a señalar que "no necesitamos una ministra que no ceda al chantaje, sino que no pueda ser chantajeada".

El portavoz naranja durante el debate de este asunto en el Pleno parlamentario de este martes, José Ignacio Prendes, ha llegado a señalar que el país no necesita "una ministra que no ceda al chantaje, sino una ministra que no pueda ser chantajeada", en alusión a las grabaciones que se han hecho públicas las últimas semanas de un encuentro celebrado en 2009n entre Delgado, Garzón, el comisario ahora en prisión y otros mandos policiales.

Moro ha iniciado la defensa de su moción señalando que no ha existido ejemplaridad ni en la trayectoria como fiscal de Delgado ni es tampoco es su breve recorrido como ministra de Justicia. La ha acusado de trasladar su culpa a sus responsables de prensa (dos de ellos han sido cesados desde el verano), y ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "cumpla con su propia receta de excelencia ética" y la cese si ella no dimite a petición del Congreso de los Diputados.

A juicio de la diputada popular, Delgado no es la persona idónea para formar parte del Gobierno de España y así lo demostró al abandonar sus prioridades como ministra de Justicia en el asunto de la defensa del juez instructor de la causa del 'procés' en el Tribunal Supremo Pablo Llarena frente a la demanda presentada contra él en Bélgica. Le ha reprochado además que ignore que "las amistades se dejan en la puerta" y no pueden condicionar el trabajo de un Ministerio, en clara alusión a Garzón, y a la integración en la comisión para la Justicia Universal de expertos cercanos al que fuera juez de la Audiencia Nacional.

Moro se ha referido también a las grabaciones de la reunión de la entonces fiscal Delgado con el exjuez y el excomisario como "un iceberg que ha ido aflorando" para dejar al descubierto "una unión perversa de amistades "de la ministra "ajenas a la ejemplaridad que es propia de un servidor público" y ha incidido en que en estos audios permiten escuchar como la actual ministra "pone bajo sospecha a los fiscales, denigra a sus compañeros y se felicita por la utilización de las mujeres", por lo que no puede estar en el cargo "ni un minuto más".

Con esta opinión ha coincidido el diputado de Ciudadanos, que ha reprochado igualmente a Delgado su papel respecto a la defensa de Llarena, que le valió a su juicio una rectificación del propio presidente del Gobierno. La acusado también de mentir sobre su relación con Villarejo, por lo que considera que es una ministra "absolutamente bajo sospecha" con "amistades peligrosas" cuyo alcance se desconoce.

PODEMOS Y PSOE

Pese a no desvelar de forma expresa cuál iba a ser el voto de su grupo, la diputada de Unidos Podemos Gloria Elizo ha recordado como el proio líder de su formación Pablo Iglesias fue uno de los objetivos la "mafia policial de informes falsos" ligada a Villarejo, al que acusa de realizar por encargo "imputaciones falsas para atacar a adversarios políticos. "Saquemos todo a la luz, se acabaron los chantajes -ha apuntado Elizo- Es la democracia la que está en juego".

Por su parte, el socialista. Juan Carlos Campo ha calificado de "chocante" que se pida este martes la dimisión de la ministra sin esperar a su comparecencia de mañana en la Comisión de Justicia y ha defendido su actuación respecto de la demanda contra Llarena, ya que desde el principio se explicó que se pondría "toda la maquinaria del Estado" en defensa de la inmunidad de los tribunales españoles.

Sobre el "gran revuelo" levantado por las escuchas de Villarejo ha señalado que "cuando la información es un negocio la verdad pierde importancia" y ha pedido diferenciar sobre lo legal y lo ético y sobre "la vida personal y la vida del 'profesional". "Acabar con el adversario político es muy fácil, ponga un Villarejo en su vida, pero ese no es el camino", ha finalizado Campo.

El diputado del grupo Mixto Feliu-Joan Guillaumes i Ràfols ha criticado a Delgado por el hecho de que pagara la defensa de Llarena al estimar un valor "por encima de la equidad y la transparencia, que es la unidad de España", mientras que Mikel Legarda, del PNV, se ha mostrado contrario a apoyar la moción y ha recordado que un ministro del PP reconoció grandes méritos en Villarejo e incluso justificó su medalla pensionada.

Contador