El PP dice que el Gobierno ha desprestigiado a la Abogacía del Estado por las ordenes sobre su acusación en el 'procés'

Publicado 14/11/2018 14:30:07CET

Delgado señala que este Cuerpo no se personó en la trama 'Gürtel' porque la jefa era la sobrina de Lapuerta

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PP ha asegurado este miércoles en el Congreso de los Diputados que el Gobierno de Pedro Sánchez "ha deteriorado enormemente el prestigio" de la Abogacía del Estado por las supuestas instrucciones dadas para excluir de su acusación contra los líderes independentistas, que próximamente serán juzgados en el Tribunal Supremo, el delito de rebelión.

Así lo ha dicho la diputada 'popular' Beatriz Escudero durante la interpelación urgente a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, sobre las acciones dirigidas "a condicionar e influir en los trabajos y análisis" de los funcionarios de Justicia. En este sentido, ha hecho referencia a la publicación en un medio de comunicación en el que algunos abogados del Estado denunciaron una "intromisión descarada del Gobierno" al eliminar del escrito de acusación cualquier referencia a la violencia.

Esto ha llevado a Escudero a afirmar que la ministra, con su "prepotencia", "ordena, manda y amenaza a los funcionarios tachando partes de informes como fiel obediente ejecutiva a los dictados de su jefe o de los socios de su jefe", sin importarle el "desprestigio al que aboca a todo un cuerpo como la Abogacía del Estado".

Asimismo, la diputada del PP considera que es una "aberración" que la acusación de la Abogacía General del Estado tenga una "finalidad política" y que no se haya adherido a la acusación de la Fiscalía por los delitos de rebelión, malversación de caudales públicos y desobediencia, siguiendo al auto de procesamiento del juez Pablo Llarena. La Abogacía del Estado sólo acusa por los delitos de sedición y malversación.

Para la 'popular' esta "imagen de sometimiento al Gobierno" ha "devaluado" a la Institución, pues, según ha dicho, ese "sometimiento es orgánico, no ideológico". "Han deteriorado enormemente el prestigio de la Abogacía del Estado y del Ministerio", ha añadido.

"SOBERBIA, AUTORITRIA E IMPLACABLE"

Con todo ello, Escudero ha asegurado que desea que Delgado deje "pronto" el Ministerio y que va a "pasar a la historia" como la ministra "más indigna", ya que, según ha dicho, está actuando con los funcionarios de una forma "soberbia, autoritaria e implacable". "¿Cuando deje de ser ministra y vuelva a ser fiscal va a poder mirar a la cara a sus compañeros?", le ha preguntado.

Por su parte, Delgado ha explicado que "no pasa nada" si la Abogacía como acusación no sigue los "mismos criterios técnico jurídicos" que el Ministerio Público. Es más, ha recordado que desde el inicio de la instrucción de la causa por el proceso soberanista en Cataluña se está debatiendo cual debe ser la calificación jurídica de los hechos y que habrá que esperar a que se produzca el juicio, y concluya, para saber "qué ocurre".

En este sentido, ha hecho hincapié --al igual que unas horas antes durante la sesión de control-- que cuando comenzó esta causa contra el Govern de Carles Puigdemont y miembros del Parlament, el Gobierno de Mariano Rajoy rechazó inicialmente personarse en este procedimiento a través de la Abogacía General del Estado. Después sí lo hicieron "exclusivamente" por el tema de la malversación, aunque "curiosamente" el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro negase este delito y posteriormente rectificase.

"Esto deja dos cosas claras", ha continuado la ministra, la primera es "la incompetencia del anterior Gobierno para controlar el uso que se estaba haciendo de los fondos públicos" y la segunda, "la falta de prudencia de los miembros del PP".

"ESPACIOS DE DESCOMPOSICIÓN" POR CULPA DE GÜRTEL

En esta línea, Delgado para contrarrestar los reproches por el uso de la Abogacía ha sacado a colación que cuando estalló en 2009 la trama 'Gürtel', el Gobierno 'popular' nombró como jefa de la Abogacía a la sobrina del extesorero fallecido de la formación política Álvaro Lapuerta, quien ha estado imputado en esta causa de corrupción, aunque fue exonerado de cualquier responsabilidad por demencia sobrevenida.

La ministra ha recordado que este Cuerpo no se ha personado en este procedimiento --que, a su juicio, ha llevado al PP "a los espacios de descomposición en los que se encuentra"--, pese a que al propio partido y a altos cargos le han sido atribuidos delitos fiscales por los presuntos "sobresueldos" o por la supuesta reforma con "dinero negro" de su sede, en la calle Génova de Madrid. "Con eso se hace daño al dinero de la ciudadanía para la Educación, para la Sanidad. Con el dinero de la ciudadanía no se juega y ustedes lo hicieron", ha concluido Delgado.

Con todo ello, ha pedido que se dejen de decir "mentiras para desacreditar al Gobierno", como que el escrito que presentó en el Tribunal Supremo el pasado 6 de agosto, en el que se mostraba la conformidad de la Abogacía con la conclusión del sumario e interesaba la apertura de juicio oral, "era una acusación". "No existe una acusación en ese momento, en absoluto", ha zanjado Delgado al apostillar que esto era un "mero trámite".