4 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 14:49:18 +00:00 CET

PP de Madrid confía en lo privado para salir de la crisis y aboga por desregularizar la energía y la comercialización

Lamela culpa al Grupo Socialista de la situación actual por no haber actuado en la legislatura pasada

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PP madrileño confía en la iniciativa privada para salir de la crisis económica que atraviesa actualmente el país y apuesta por la desregularización de sectores como el energético y el de la comercialización de productos, tal y como apuntaron el consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela y su compañero de partido, el portavoz del PP en la Asamblea, Antonio Beteta.

Lamela, que participó en la presentación de unas jornadas organizadas por el grupo popular sobre las Infraestructuras en la región, indicó que es "evidente" la crisis y que el Gobierno de Madrid continuará trabajando para que afecte lo menos posible a la región. Así, apuntó que intentará crear las condiciones necesarias "para generar confianza en el mercado, y en la economía" y para generar riqueza desde el punto de vista económico, así como "estabilidad y fiabilidad en sus decisiones".

Según el consejero, todo esto se tiene que hacer en un marco que les permita "canalizar recursos públicos y privados" porque el Gobierno de Madrid "confía en la iniciativa privada y sabe que de esta crisis, si se sale, se sale de la mano de la iniciativa privada y de las inversiones privadas para generar trabajo y empleo".

En este sentido, indicó que en cuanto a los datos de empleo, la última vez se ha alcanzado un "récord histórico", que puede llevar al país a que en 12 meses haya 500.000 desempleos más. "Es decir, 500.000 familias en una situación enormemente grave y preocupante", subrayó al tiempo que señaló que su Gobierno va a poner desde sus competencias su "granito de arena" para que la crisis en Madrid sea lo más llevadera posible.

"La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre lo tiene muy claro, lo ha tenido siempre claro y la legislatura pasada fue un ejemplo: 4.800 millones de euros en inversiones entre público y privado en Infraestructuras es una cifra récord", añadió el consejero, quien aseguró que la presidenta, con su actuación en todos los ámbitos, pero sobre todo, en el económico, ha hecho que Madrid "sea hoy una de las regiones europeas más prósperas" y una de las comunidades "que menos está sufriendo el impacto de este momento de crisis".

"MADRID NO ES UNA BURBUJA"

No obstante, apuntó que Madrid "no es una burbuja" y que no es independiente del resto de España, por lo que "también va a sufrir las consecuencias de esta situación", que incluso, "ya reconoce el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes", añadió.

Lamela recordó que su partido lleva diciendo a lo largo de los últimos cuatro años, incluido en campaña electoral, que España podía atravesar una crisis y "se seguía negando sistemáticamente". Así, insistió en que "si hoy, la crisis es más dura que en otros países europeos, es fundamentalmente por cuatro años de no hacer nada por parte del Gobierno socialista".

El consejero reiteró que esta idea es "clara" y "nítida" y mostró su deseo de que el Gobierno central "haga algo". "Es lo menos que se puede pedir a un Gobierno que acaba de ganar unas elecciones, que tiene un programa electoral, y que empieza a reconocer que tiene un problema", concluyó Lamela, quien mantuvo que las soluciones tienen que ser "urgentes" y que algunas, "las tenían que haber adoptado en la legislatura pasada".

Por su parte, el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Antonio Beteta, indicó que el Gobierno tendría que dejarse "de ingeniera semántica" y decir que hay crisis y que hay que afrontarla. "Tenemos un déficit exterior galopante, fijado en 10 puntos de Producto Interior Bruto (PIB), cada año estamos gastando 10 puntos más y tenemos una inflación superior a la media europea", recordó el popular, quien aseguró que la solución sería la desregularización de algunos sectores económicos, como el energético y el de la comercialización, que ahora mismo, no se están desregulando.

"Todo ello (la situación) hace que haya muchos rigideces en la economía, y esas rigidices son las que están produciendo que seamos menos competitivos que el resto de países de nuestro entorno, y que por lo tanto, suframos más la crisis que otro países del entorno", explicó Beteta al tiempo que recordó la caída del 20 por ciento en la venta de vehículos en España que contrasta con el incremento del 10 por ciento en Francia. "El precio del petróleo es igual en todos los lados", apostilló.

CRISIS DE CONFIANZA

A su juicio, España no sólo está pasando por una crisis económica sino de confianza en el Gobierno. "Y a crisis de confianza se soluciona con un Gobierno que diga la verdad y que deje de mentir", añadió Beteta indicando que "cuando deje de mentir y diga la verdad , ganará la credibilidad y por tanto, la confianza, para que el conjunto de agentes económicos entiendan que eso es así y España vuelva ser otra vez lo que era antes".

En este sentido, recordó el "milagro económico español" que consiguió el equipo de José María Aznar, Rodrigo Rato y Cristóbal Montoro, y destacó que es fundamental que para que el mercado madrileño vaya bien, el de España también tiene que hacerlo. "Tenemos que exigir al Gobierno que se ponga a trabajar porque medidas como la de los 400 euros son malas", subrayó Beteta.

Según el portavoz parlamentario, con 400 euros un español no puede pagar las subidas que está llevando "el mal Gobierno de Zapatero", en hipotecas, recibos de la luz, del gas o de la cesta de la compra. "Es necesario que haya más competencia en los mercados y que la luz y el gas sea más baratos y que se trabaje en el análisis de la comercialización y de los productos en España porque se ve que entre lo que se paga al agricultor y lo que comprar el consumidor hay un diferencial demasiado amplio".

Así, Beteta aseguró que en Madrid ya se está trabajando y que de momento, se ha suprimido el impuesto de Patrimonio, el de sucesiones y el de donaciones. Además, señaló que se ha bajado el impuesto de la Renta de la Persona Física (IRPF), y que cualquiera que lea el impreso, puede ver como ahora hay sólo una columna especial dedicada a la Comunidad de Madrid junto con la de toda España. "Eso es trabajar para y con la gente. Madrid va mejor que el resto de las comunidades, y está afectada por la crisis pero tiene una mejor situación que el resto", añadió.

Para concluir, recordó que en respuesta parlamentaria, la presidenta regional cifró en un 85 por ciento los compromisos realizados, lo que, a su juicio, pone de manifiesto que el Gobierno de Madrid "es un Gobierno fiable y predecible", y que por eso, "genera confianza, el motor fundamental de la economía".

Ambos populares participaron en las jornadas con los alcaldes y concejales de algunos municipios madrileños como Villaviciosa de Odón, Soto del Real, Sevilla La Nueva, Brunete, Hoyo de Manzanares, El Escorial o Guadarrama. Durante estos encuentros, el PP mostrará el presente y el futuro de las Infraestructuras en la región, "un elemento vertebrador de la sociedad".