PP quiere que la Ley de Derechos y Deberes de la Policía reconozca su equiparación salarial con los cuerpos autonómicos

Ignacio Cosidó, diputado del PP
COSIDÓ
Actualizado 06/04/2011 20:17:01 CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP quiere que la Ley de Orgánica de Derechos y Deberes de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía reconozca la equiparación salarial de esta Institución con la del resto de cuerpos policiales que operan en España. Se trata de una de las 53 enmiendas que han presentado los 'populares' tanto este proyecto como al proyecto de Ley de Régimen de Personal ambos en tramitación en el Congreso de los Diputados.

El portavoz de Interior del Grupo Popular en el Congreso, Ignacio Cosidó, ha defendido a través de un comunicado el "derecho a unas retribuciones y condiciones profesionales justas con criterios homologables a las del resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (FCSE)". Considera que es "injustificable la creciente discriminación salarial que existe en este momento para la Policía y la Guardia Civil", en relación con el resto de las FCSE y ha exigido que los criterios retributivos sean homologables.

En relación con la Ley de Régimen de Personal, el PP ha presentado un total de 42 enmiendas, entre ellas, limitar el sistema de la libre designación del que, en opinión del portavoz popular, "ha abusado el Gobierno socialista hasta el punto de ser reiteradamente reprobado por los Tribunales de Justicia". "Limitar los nombramientos a dedo es esencial para tener una Policía verdaderamente profesional e independiente al servicio de la seguridad de los ciudadanos y que no pueda ser instrumentalizada al servicio de ningún Gobierno", ha dicho Cosidó.

EDAD DE JUBILACIÓN

Además, el PP también ha presentado una enmienda en uno de los puntos más conflictivos de este proyecto y que hace referencia a la edad de jubilación. Así, los 'populares' proponen el pase a la situación de segunda actividad "al cumplimiento de la edad de 62 años" porque, según ha explicado Cosidó, "ninguna policía del mundo tiene agentes con 65 años persiguiendo delincuentes por las calles".

Al mismo tiempo, pide mantener el derecho de los funcionarios a optar por pasar a la situación de segunda actividad, a petición propia, cuando se encuentren en situación de servicio activo, al cumplir 30 años de servicios efectivos o a partir del cumplimiento de los 58 años de edad.

En este sentido, Cosidó apuesta por que "por primera vez, a los funcionarios de la Policía que se encuentren en situación de segunda actividad, tendrán derecho, hasta alcanzar la edad de jubilación, a ocupar un puesto de trabajo en la Relación de Puestos de Trabajo de la Dirección General de la Policía Nacional". "Así, los policías podrán seguir trabajando hasta el pase a la situación de retirado pero en un puesto adecuado a sus condiciones físicas", ha explicado.

Con estas modificaciones, los funcionarios en la situación de segundo actividad sin destino seguirían percibiendo el total de las retribuciones básicas que correspondan a la antigüedad que se posea y a la categoría de pertenencia, así como un complemento de una cuantía igual al 80 por ciento de las retribuciones complementarias de la referida categoría. También se mantendrían la totalidad de las retribuciones personales por pensiones de mutilación y recompensas.

"Esto supone una mejora respecto a las condiciones actuales y evitará que muchos policías tengan que seguir activos por la tremenda merma económica que supone el pase a 2ª actividad", afirmó Cosidó. Además, el portavoz del PP ha indicado que "se aumenta a su vez la edad de ingreso en el CNP hasta los 35 años, una reivindicación muy importante para un amplio colectivo de jóvenes con vocación policial que superaban esa edad".

POSTURA DE LOS SINDICATOS

Los principales sindicatos policiales (SUP, CEP, SPP y UFP) comparecieron el pasado 16 de marzo en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados donde escenificaron sus diferencias en relación a este punto.

Desde el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) y la Unión Federal de la Policía (UFP) defienden suprimir la segunda actividad y sustituirla por la permanencia en activo, mientras que la Confederación Española de la Policía (CEP) y el Sindicato Profesional de la Policía (SPP) abogan por mantenerla, pero mejor regulada y acompañada de una mejora en las retribuciones.

El borrador del Proyecto de Ley orgánica de Régimen Personal, ahora en tramitación, establece la desaparición de la segunda actividad con destino y derecho a puestos de trabajo a partir de los 60 años acordes con su situación psicofísica. Esta es la solución que defenderá el PSOE tal y como explicó a Europa Press el diputado socialista José Manuel Bar Cendón, quien confirmó que su grupo no ha presentado ninguna enmienda a ninguno de los dos proyectos.

"BUEN NIVEL DE ENTENDIMIENTO"

En cualquier caso, Bar Cendón destacó "el buen nivel de entendimiento" entre los grupos durante la tramitación y expresó el "deseo" de todos los grupos de aprobar ambos proyectos "por unanimidad".

Ayer a las 20.00 horas finalizó el plazo para presentar enmiendas y a partir de ahora se iniciará el debate de las mismas por parte de los distintos grupos parlamentarios, lo que podría prolongarse unas semanas. Una vez concluida esta discusión, ambos proyectos pasarán a la Comisión de Interior.

Por su carácter orgánico, el Proyecto de Ley relativo a los Derechos y Deberes de la Policía tendrá que ser aprobado por mayoría absoluta en el Pleno de la Cámara --previsiblemente a principios de mayo--, mientras que el proyecto de ley de Régimen Disciplinario tan sólo requiere la mayoría simple en Comisión antes de ser remitido al Senado.