PP vasco celebrará en septiembre una Convención para marcar "personalidad propia" y actualizar su mensaje

PP vasco no "colaborará" con PNV si obstaculiza un gobierno de Navarra Suma o apoya un Estatuto soberanista en Euskadi
ANC- EUROPA PRESS
Publicado 03/06/2019 14:22:17CET

Alonso dice que su partido es "radicalmente moderado, de centro y foralista", una "diferencia" que quiere sumar al proyecto de PP en España

VITORIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PP vasco ha convocado para los días 13 y 14 de septiembre en San Sebastián una Convención con la que quiere "actualizar" su mensaje y marcar una "personalidad propia" como "única referencia del centro derecha constitucional y foralista" en el País Vasco, según ha anunciado el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso. En este sentido, ha asegurado que los populares de Euskadi son "radicalmente moderados, de centro y foralistas", una "diferencia" que quiere sumar al proyecto de PP en España.

En una rueda de prensa celebrada en Vitoria, Alonso ha explicado que los resultados electorales del pasado 26 de mayo no fueron "los deseados", pero ha señalado que, "dadas las circunstancias, el asunto no resultaba fácil", y cree que su partido ha "aguantado la situación", ya que, en estos momentos, es "la única referencia en el centro derecha constitucional en el País Vasco y foralista".

El líder de los populares vascos ha anunciado la convocatoria los días 13 y 14 de septiembre en San Sebastián de una Convención del PP de Euskadi, con la que quiere "situar con claridad la posición del partido, su proyecto y oferta política al conjunto de los vascos". "Es particularmente importante que el PP sea visto como una fuerza útil y necesaria en el País Vasco", ha subrayado.

Alfonso Alonso ha afirmado que el PP mantiene una posición política que "nadie más representa", y que tiene su "acomodo y respaldo en amplios sectores de la sociedad" a los que quiere "llegar". "Es imprescindible que lo actualicemos", ha indicado.

También ha defendido que el PP vasco debe marcar una "personalidad propia", con un "perfil propio" que no se da en otro lugar de España, ya que "los liberales fueristas solo existieron" en Euskadi, y ha asegurado que el PP vasco es "heredero" de ellos.

"Es una manera de entender la pluralidad de España y el encaje del País vasco en el conjunto de España a través de la actualización de nuestros derechos históricos y del sentimiento de nuestra foralidad en cada uno de los territorios", ha explicado.

SUMAR DESDE SU "PERSONALIDAD"

Preguntado sobre si busca "marcar distancias" con el PP de Pablo Casado, Alonso ha explicado que el PP vasco quiere "sumar" desde Euskadi con su "personalidad". "Este partido en el País vasco es de centro-radical, radicalmente moderados y de centro. Y somos foralistas, eso suma porque somos distintos. Desde esa diferencia, pretendemos sumar a un proyecto en el conjunto de España", ha subrayado.

En este sentido, ha subrayado la necesidad de "defender la centralidad, el mensaje moderado" y que "conecte con el País Vasco". Además, cree necesario "reforzar" su perfil "foralista". "Quiero un PP con personalidad propia en el País Vasco", ha insistido.

Asimismo, ha indicado que rechazan la "propuesta centralista de uniformizar que trasladan los nacionalistas" y también "un proyecto federal que ahogue el foralismo". "Trabajaremos estos meses para actualizar, profundizar y reforzar nuestro proyecto, conscientes de que, con los resultados que tenemos, no hay más alternativa en nuestro terreno", ha señalado.

Alonso ha destacado que en el País Vasco Ciudadanos y Vox "no existen ni se les espera" y por tanto, cree que la "responsabilidad" es del PP que es "consciente de que debe jugar un papel proactivo, de utilidad en la política vasca en lo que resta de legislatura".

Según ha explicado, la Convención "no responde a una preocupación por los que no están" --Vox y Ciudadanos-- sino que busca "actualizar" el mensaje del PP y que tenga "pegada, llegada, a sectores amplios de la población vasca que no son nacionalistas" para conseguir un "cambio de modelo en el País vasco que fortalezca a las instituciones propias.

Preguntado sobre la posibilidad de que el PP alcance acuerdos con Vox , Alonso ha subrayado que él tiene su responsabilidad en el País vasco y ha dicho no ser "experto" en esta formación porque "no la tiene cerca", pero ha reconocido que, "para formar mayorías y cerrar los números, la realidad aritmética es la que es".

"Yo entiendo que no es nada sencillo abordar esas conversaciones. Hay un equipo designado y yo lo que me planteo es que fundamentalmente se centren en el proyecto que quieren ofrecer", ha indicado.

Alonso ha destacado que "hay partidos que tienen proyectos muy dispares" al PP, y cree que "no se trata de llegar al poder con cualquier proyecto, sino con uno claro que debe estar en la centralidad, en el pragmatismo y abierto a representar a todo el mundo, nos hayan votado o no".

El presidente de los populares vascos ha insistido en que Vox y Ciudadanos en el País Vasco "no existen", y cree que "no es exactamente lo mismo al sur del Ebro que al norte del Ebro", donde "no existen". "Uno puede pactar con Coalición Canaria, pero aquí es improbable que tenga representación. Vamos a descartar eso porque no existen ni van a existir ni se les espera", ha reiterado.

UNA CONVENCIÓN CON DOS PONENCIAS

La convención contará con dos ponencias. El primer documento, elaborado por la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, y el profesor universitario Esteban Gotis, tendrá carácter ideológico y político, con el objetivo de "acreditar la vocación del PP con la defensa de los valores constitucionales y con un proyecto de articulación foral en el País Vasco". "Al nacionalismo, opondremos foralismo, de manera integradora", ha indicado.

Un segundo documento, elaborado por la vicesecretaria del PP vasco, Ana Morales, y por Iñigo Marco-Gardoqui, tendrá carácter económico y social, y estará dirigido a plantear un modelo "más abierto, que represente también los valores del ideario del PP", que según ha recordado Alonso, busca una "centralidad, planteando un agenda de reformas para mejorar la competitividad de las familias y hacer del País vasco un lugar más abierto".

"Nos da la sensación de que el nacionalismo cierra mucho, su doctrina social es muy paternalista, pero está supeditada también al ejercicio del poder y del control. El País vasco debe abrirse, puede competir, tiene ventajas comparativas que no utiliza, particularmente el Concierto Económico", ha concluido.

Contador

Para leer más