Publicado 06/02/2020 15:25

El presidente de Ausbanc dice que el BBVA "miente", y niega maltrato o extorsión a la entidad

Sala de la Audiencia Nacional durante el juicio en el que se judga al expresidente de Ausbanc, Luis Pineda
Sala de la Audiencia Nacional durante el juicio en el que se judga al expresidente de Ausbanc, Luis Pineda - Pool

Pineda, acusado de extorsión, dice que en la Junta de Accionistas del BBVA en 2013 le "exhibieron una pistola" cuando tomó la palabra

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Ausbanc ha explicado este jueves durante el interrogatorio de la Fiscalía de la Audiencia Nacional que el BBVA se dedicó a enviar cartas a instituciones y organismos en las que decía "falsedades" sobre la asociación de usuarios de banca. "Decían que extorsionábamos y les maltratábamos, pero era mentira", ha explicado.

Durante la segunda parte de la declaración de Pineda, juzgado en la Audiencia Nacional, las preguntas se han centrado sobre los artículos periodísticos que escribían en las revistas del grupo contra el BBVA, y sobre el papel que jugaron tanto él como parte del equipo de Ausbanc en las juntas de accionistas del BBVA entre los años 2009 y 2013.

En concreto, en relación a la junta de marzo de 2013, Pineda ha señalado que cuando entraba en el recinto, el móvil le dejaba de funcionar, "se desactivaba", y cuando tomaba la palabra era rodeado por tres personas, de las que una le "exhibía una pistola". "Me sentía intimidado", recuerda.

Según ha explicado, él fue a esa junta por responsabilidad, porque asistía de siempre, y ha destacado que ese año era especialmente relevante puesto que estaba en auge el problema de las claúsulas suelo. "El BBVA estaba robando a la gente con las claúsulas suelo", ha indicado en una ocasión.

Sobre ese mismo año, el fiscal José Perals le ha preguntado a cerca de una reunión que mantiene con la abogada de la acusación del caso Nóos, Virginia López Negrete, y con un periodista de Interviú. Pineda, quien recordaba la reunión, ha indicado que el periodista "era socio de un medio propiedad del comisario jubilado y en prisión preventiva, José Manuel Villarejo.

"Quería sonsacarme para ver que opinaba del BBVA. Le dije que lo que pensaba era lo que decía en la Junta. Mi preocupación eran las claúsulas suelo y el robo que se perpetra a miles de clientes", ha incidido.

EL EXTRAVÍO DE DATOS Y SEDUCIR A LA FISCALÍA

Otro capitulo de la relación de Pineda con BBVA ha sido el ataque que realizaron desde Ausbanc contra el extravío de datos "coincidiendo con la reestructuración bancaria". Según Pineda, el BBVA perdió datos sensibles de clientes, que aparecían en la calle al cierre de sucursales.

Señala que todas las acciones que llevó a cabo la asociación al respecto fueron encaminadas a evitar ese problema capital y ha enfatizado que si alguien es responsable de esas denuncias que presentaron sobre la pérdida de datos es él. "El responsable último de todo lo que pasa soy yo, a estas personas se les ha destrozado la vida, soy yo el responsable", ha apuntado señalando al resto de acusados.

En relación a la denuncia que presentó Ausbanc por ese extravío de datos, y tras recordarle el fiscal que fue sobreseída, Pineda ha afirmado que, "con la Fiscalía, tiene capacidad de seducción el BBVA": "Es lo que se llama capturar al supervisor", ha añadido.

ARTÍCULOS CONTRARIOS A BBVA

Durante el interrogatorio del fiscal, encaminado a demostrar que Ausbanc realizó una campaña de descrédito contra el BBVA con el objetivo de que contratara servicios o se publicitara en sus revistas, Perals ha incidido en los artículos de prensa que atacaban a la entidad.

Al respecto, Pineda ha explicado que tenían especial interés en escribir sobre el banco dado que era el segundo en importancia del país y había "abusado de cientos y cientos de familias con claúsulas abusivas" con un plan "preconcebido y ordenado".

Además se ha referido Francisco González, quien fuera presidente de la entidad, para echarle en cara haber sostenido que utilizaría datos de los clientes para ofrecerles productos "que no sabían que querían".

"Pero se escribían decenas de miles de artículos, si hay que ir a la cárcel por eso, seguro que yo me voy", ha indicado, para luego añadir que "el que quiera leer viva el BBVA y viva Francisco González pues que no compre la revista Ausbanc".

Más información