El primer juicio de Imelsa ya tiene sentencia: 7 años y 10 meses de cárcel para el 'yonki del dinero' por Thematica

Archivo - El exgerente de la empresa de la Diputación de València Imelsa, Marcos Benavent, conocido popularmente como el 'yonqui del dinero' (2-izquierda), y el exalcalde de Moncada Medina Juan José Medina (2-derecha) en el primer juicio de la macrocausa
Archivo - El exgerente de la empresa de la Diputación de València Imelsa, Marcos Benavent, conocido popularmente como el 'yonqui del dinero' (2-izquierda), y el exalcalde de Moncada Medina Juan José Medina (2-derecha) en el primer juicio de la macrocausa - Rober Solsona - Europa Press - Archivo

VALÈNCIA, 24 (EUROPA PRESS)

El primer juicio por la macrocausa de Imelsa ya tiene sentencia: la sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a siete años y diez meses de prisión al que fuera gerente de la extinta empresa pública de la Diputación provincial y autodenominado 'yonki del dinero' por los delitos de prevaricación, malversación y falsedad y blanqueo en la primera pieza del caso, la de Thematica.

En esta pieza, cuya vista comenzó en mayo del pasado año, se han juzgado irregularidades en adjudicaciones a la empresa Thematica Events, de la que el 'yonki del dinero' era titular del 40% de forma encubierta. La sala ha impuesto a Benavent una condena similar a la reclamada por la Fiscalía Anticorrupción, que solicitaba ocho años y tres de prisión para el acusado.

El juicio llegó tras más de seis años desde que se practicaran las primeras detenciones en este procedimiento --en 2014 Esquerra Unida llevó a la Fiscalía unas grabaciones con las supuestas irregularidades y en enero de 2016 se hicieron los primeros arrestos-- y comprendió varios apartados.

Entre ellos, un presunto desvío de fondos para el abono de campañas electorales del Partido Popular en las elecciones municipales de 2007 y en las generales del año 2008. En este apartado, la sala ha absuelto a todos los procesados de un delito de malversación de caudales públicos: Benavent; el administrador de Thematica Events, Rafael García Barat; el exalcalde de Moncada con el PP y exvicepresidente de la corporación provincial, Juan José Medina, para quien el ministerio fiscal pedía cinco años de cárcel, y al PP como responsable civil subsidiario.

La pieza de Thematica se ha dividido en cuatro apartados: el de las campañas electorales del PP; la adjudicación del servicio de Bibliobús de los veranos de 2008 y 2009 a cargo de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de València y este mismo servicio para las pedanías en 2010 y para el verano de 2010 --en este último no llegó a promoverse--; el evento Metamorphosis en el MuVIM y la actividad desarrollada en torno a la empresa Berceo Mantenimiento con vistas a un blanqueo de capitales.

En el banquillo de los acusados además de Benavent, Medina y García Barat han sido juzgadas cinco personas más: la jefa de servicio de Acción Cultural de la Concejalía de Cultura, Francisca Tamarit; los administradores de varias mercantiles que admitieron al inicio de la vista los hechos por los que habían sido procesados: José Antonio Toledo y Francisco Javier Márquez, responsables de sociedades que realizaron facturas por trabajos no realizados, y José Estarlich, que fue al igual que Jaime José Úbeda administrador de la mercantil Bercero, cuya propiedad real era del 'yonki'.

Por el apartado del Bibliobús, la sala ha condenado a Tamarit y García Barat a cinco y cuatro años y siete meses de prisión, respectivamente, por malversación y falsedad y les impone una indemnización al Ayuntamiento de 106.728 euros, con Thematica y otra entidad como responsable civil subsidiaria.

Por el del evento Metamorphosis, absuelve al que fuera director financiero de Imelsa, José Enrique Montblanch, y condena a Benavent por prevaricación, malversación y falsedad a cinco años y seis meses de prisión, inhabilitación y el pago de una multa de 17.100 euros y a indemnizar con 136.634,51 euros a la heredera de Divalterra, junto con García Barat, a quien condena a cuatro años y siete meses de cárcel; a diez meses de cárcel a Toledo por malversación y falsedad, al igual que a Francisco Javier Márquez y a año y medio a Úbeda.

Y por último, en el apartado de Berceo Mantenimientos SL., condena al 'yonki' por blanqueo y falsedad a dos años y cuatro meses de prisión y a la pena de multa de 295.000 euros y a que junto con Úbeda, condenado a un año y siete meses, indemnicen con 93.186 euros a la mercantil heredera de Divalterra. En este caso, Estarlich ha sido condenado a siete meses de cárcel.

La sala ha tenido en cuenta las atenuantes de dilaciones indebidas y confesión en los condenados que admitieron los hechos así como reparación del daño, ya que dos consignaron parte o el total del dinero reclamado como responsabilidad.

NULIDAD GRABACIONES

El tribunal ha rechazado la nulidad y exclusión del procedimiento de las grabaciones de los dos pendrives y otras intervenciones telefónicas que pedían las defensas, que alegaban vulneración del derecho a la intimidad e irregularidades en la cadena de custodia.

La sala subraya que las grabaciones fueron efectuadas por el propio Benavent con una grabadora y dos teléfonos móviles, y que serealizaron a lo largo de los años 2004 a 2007, sin que este comunicara ninguna manipulación ni "ante los agentes de la UCO, una vez que se practicó su audición en su presencia, y que fue ratificada en el Juzgado de Instrucción", señala el tribunal, que añade que, por el contrario, "reconoció y admitió tanto la autoría como el contenido los audios".

Para la sala, ha quedado probado que Themática Events SL empezó a recibir contratos públicos de Imelsa, sin expediente administrativo ni publicidad después de que Benavent y el gerente de esa empresa, García Barat, urdieran un plan preconcebido --y un entramado societario-- y comenzaran "a utilizarla para sus fines personales, amañando adjudicaciones de contratos de forma fraudulenta, para aprovecharse económicamente de los contratos" en beneficio propio, lo que supuso el desvío de fondos públicos y perjuicio patrimonial a la administración pública.

En el caso del Bibliobús, considera probado que la jefa del servicio de Cultura del consistorio y García Barat mantenían una estrecha relación personal y, para predeterminar la adjudicación de las contrataciones a Themática, se "concertaron" y aprovecharon la capacidad de Tamarit para fraccionar servicios y que los contratos no excedieran el límite legal.

Y a todos los contratos, la funcionaria emitió informes favorables para favorecer el enriquecimiento del otro acusado, y pese a que contaron con reparos del Interventor. Las facturas incorporaban sobrecostes y servicios no prestados, sin que se correspondiera su importe con la cuantía real de los servicios prestados, con un sobrecoste que ascendió a un 59,7%.

En el caso de la exposición En-Arborar con el nombre Metamorphosis, en el MuVIM, Benavent, en su condición de gerente de Imelsa, dirigió las gestiones para que resultara contratada Thematica Events, para la realización de un video-mapping. En este caso, se subcontrató los servicios, con importantes beneficios para ellos en perjuicio de la empresa pública, al incluir sobrecostes --más de 136.000 euros-- y servicios ficticios en parte de las facturaciones asumidas directamente por Imelsa y que emitieron los empresarios juzgados.

El importe facturado a Imelsa, por Scope, Cyan y Vialbo fue de 206.844 euros y añadida la factura de Themática Events SL, 212.154,51, con un perjuicio estimado inicialmente de 131.324,51 euros, si bien la sala lo fija en 93.186,54 euros.

Por último, en relación a Berceo Mantenimiento, sin trabajadores y sin actividad ninguna, el tribunal considera probado que Benavent tenía el 99% de las participaciones de forma oculta y que fue utilizada para facturar, sin que mediara prestación alguna, a Themática que, a su vez, había facturado a Imelsa.

Con ella, ocultaban las ganancias obtenidas con la facturación. En este caso, se emitieron facturas para simular servicios prestados para la presentación de vehículos de las Brigadas Forestales y evento de presentación de los vehículos de 2008.

La sala considera probada la relación de Benavent y García Barat a partir de un documento intervenido en el registro del despacho de abogados Blasco Morales Abogados, anterior letrado del 'yonki', y destaca la contundencia de la documental obrante en la causa y de la declaración del administrador de la sociedad Berceo, José Estarlich.

Contador

Más información