El PSOE abre la puerta a censurar a la Mesa del Congreso si contradice a la mayoría

Sesión Plenaria en el Congreso de los Diputados para la toma en consideración de
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 04/11/2018 11:44:42CET

Ciudadanos plantea que los incumplimientos del Gobierno puedan ser denunciados ante el Pleno del Congreso

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha propuesto en el Congreso abrir la puerta a que los grupos parlamentarios puedan obligar a la Mesa de la Cámara a rendir cuentas si contradicen o frenan resoluciones adoptadas por el Pleno con un respaldo mayoritario, un mecanismo hasta ahora inexistente.

Aprovechando una proposición de ley del PNV para reformar el Reglamento del Congreso con el fin de controlar el cumplimiento de las iniciativas que se aprueban, el PSOE ha registrado una serie de enmiendas para que no sólo se pidan cuentas al Gobierno, sino también a la Mesa del Congreso que actualmente preside Ana Pastor y en la que los socialistas son minoría.

En sus enmiendas, a las que ha tenido acceso Europa Press, el PSOE argumenta que "las resoluciones parlamentarias no se agotan en aquellas cuyos contenido responden a la función de orientación política al Gobierno" y por ello quiere añadir un artículo para que "cuando el cumplimiento de alguna resolución dependa de otra autoridad del Estado, la comisión podrá invitar a un representante de la autoridad competente a los efectos de informar de su posición".

HISTORIAL DE CONFLICTOS PSOE-MESA

Y a partir de ahí apunta a la Mesa del Congreso, con la que el PSOE ha chocado varias veces esta legislatura por cuestiones relativas a los vetos del Gobierno de Mariano Rajoy, los bloqueos de leyes por sucesivas prórrogas o la reciente polémica de la tramitación de la reforma contra el veto del Senado al techo de gasto.

En una de sus enmiendas indica que la Mesa decidirá cuál de sus nueve integrantes debe comparecer cuando una resolución pendiente de cumplimiento dependa de sus gestiones. Y en otra añade que la comisión que vigilará el cumplimiento de las resoluciones que apruebe la Cámara "también podrá llamar a comparecer a un miembro de la Mesa de la Cámara para explicar la decisión adoptada por este órgano cuando ésta haya sido adoptada contra el criterio expresado por la Junta de Portavoces o el Pleno de la Cámara".

Hasta ahora ha prevalecido el criterio de que las decisiones de la Mesa del Congreso son colegiadas y, más allá de la posibilidad de plantear recursos sobre sus acuerdo, no cabe la posibilidad de exigir cuentas a sus miembros.

Ciudadanos, en cambio, centra sus enmiendas en reforzar el seguimiento de las iniciativas de control para que su vigilancia se realice en la comisión parlamentaria correspondiente y para permitir que, en caso de incumplimiento, se pueda denunciar públicamente en la siguiente sesión plenaria.

RESOLUCIONES DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO

Por su parte, el grupo de Unidos Podemos ha propuesto una nueva fórmula de iniciativa de control al Gobierno consistente en una proposición no de ley que permita presentar propuestas de resolución "vinculantes" que, en caso de aprobarse, obliguen al Gobierno a cumplirlas.

La alianza que capitanea Pablo Iglesias se queja de que las actuales proposiciones no de ley carecen de valor jurídico y no implican responsabilidad política, por lo que sugiere esta nueva fórmula que permitiría reforzar la labor del control parlamentario y facilitar la búsqueda de consensos para concentrar las exigencias al Gobierno.

En otras enmiendas a la misma iniciativa del PNV, Unidos Podemos aboga por limitar a dos el número de prórrogas del plazo de presentación de enmiendas a las leyes y por suprimir las actuales interpelaciones de la sesión de control al Gobierno que dan lugar después a la presentación de mociones que se votan a la semana siguiente.