Actualizado 27/06/2007 20:37 CET

El PSOE justifica la ampliación de la jurisdicción voluntaria a los notarios argumentando que "la Justicia no es gratis"

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La diputada socialista Pilar Grande justificó hoy la ampliación de las competencias en materia de jurisdicción voluntaria a notarios y registradores al indicar durante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, que aprobó la nueva ley en este ámbito, que "la Justicia no es gratis porque la pagan los contribuyentes, sean litigantes o no".

Grande señaló durante su intervención en la comisión que los trámites de jurisdicción voluntaria por parte de notarios y registradores conllevarán el pago de "unas tarifas arancelarias que fijará el Gobierno", pero añadió que el procedimiento todavía vigente, que atribuye esta competencia exclusivamente a los secretarios judiciales, también genera "unas costas judiciales".

"Desde el punto de vista del concepto, la jurisdicción voluntaria no es una auténtica jurisdicción, sino administración pública del derecho privado", indicó la parlamentaria antes de rechazar que este tipo de trámites, relativos a los supuestos en los que se solicita la intervención judicial sin que exista un conflicto de intereses entre las partes, "deban ser costeados por toda la ciudadanía". Tras negar que el nuevo sistema de remuneración conlleve la existencia de "una Justicia para ricos y otra para pobres", como defiende el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, la diputada socialista defendió que notarios y registradores son "funcionarios públicos de contrastada profesionalidad jurídica y titulares de la fe pública judicial y extrajudicial". De igual modo, señaló que la apertura del sistema a estos nuevos operadores "va a liberar a los jueces de funciones que les corresponden en exclusiva" y responde a la doctrina del Consejo de Europa.

MODIFICACIONES AL ARTICULADO

La Ley de Jurisdicción Voluntaria, que será remitida al Senado para una segunda lectura, fue aprobada tras incorporar diez enmiendas de ERC, una de CiU, otra del PNV, otra del PP y 20 transaccionales a propuesta de todos los grupos. La exposición de motivos de la ley fue aprobada por todas las formaciones de la Cámara a excepción del PP, que apoyó el articulado al entender que las modificaciones aprobadas "dan la vuelta al proyecto de ley", según explicó su portavoz, el ex ministro José María Michavila.

En el trámite parlamentario se incluyeron dos enmiendas planteadas por ERC en las que se establece que el solicitante de la jurisdicción voluntaria y los demás interesados podrán tener "derecho a asistencia jurídica gratuita" y que "el tribunal oirá en el expediente a las personas que deban ser oídas por expresa disposición legal". De igual manera, "podrá acordar asimismo, de oficio o a instancia del solicitante, la audiencia de cualesquiera otras personas, así como la de quienes lo soliciten si justifican interés legítimo a juicio del tribunal".

Asimismo, se incluyó una enmienda del Grupo Mixto según la cual "en los expedientes de jurisdicción voluntaria será aplicable el régimen de recursos de reposición, revisión, apelación y queja establecidos en la Ley de Enjuiciamiento Civil".

EL PP HABLA DE UNA "MANO NEGRA"

Michavila, por su parte, denunció la existencia de "una mano negra que ha cambiado" el texto que fue consensuado por todos los grupos parlamentarios y aseguró que con las enmiendas incluidas en la ponencia el proyecto convertirá la jurisdicción voluntaria en "administración voluntaria de conflictos jurídicos privados".

Según explicó, el nuevo sistema contemplará que "cuando haya controversia entre las partes, no habrá jurisdicción, al no existir posibilidad de recurso, tutela judicial efectiva, independencia o derecho de asistencia para la defensa a través de un letrado o un procurador".

También criticó que el procedimiento jurisdiccional se convierta en "un expediente administrativo", lo que auguró que atribuirá la potestad sobre cualquier recurso a la Dirección General Registros y Notariado, dependiente del Ministerio de Justicia.