El PSOE recalca a UGT y CC.OO. que no tiene mayoría para revertir la reforma laboral y les pide ayuda para lograrla

Reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE
Oscar del Pozo - Europa Press
Publicado 08/01/2019 14:52:43CET

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha mostrado este martes su respeto a las movilizaciones anunciadas para los próximos meses por UGT y CC.OO., a los que ha recalcado que el Gobierno no renuncia a introducir cambios para revertir la reforma laboral aprobada en 2012 por el PP. El también ministro de Fomento ha admitido, eso sí, que los socialistas no tienen aún la mayoría parlamentaria para lograrlo y ha pedido a los sindicatos que les ayuden a conseguirla.

Así se ha pronunciado Ábalos en una rueda de prensa en la sede federal del partido al ser preguntado sobre las movilizaciones anunciadas por las centrales sindicales que culminarán el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, un proceso que se llevará a cabo en tres frentes: en la negociación colectiva, en el diálogo social con el Gobierno respecto a las reformas laborales y de pensiones, y en el ámbito de la igualdad.

Ábalos ha dicho que el PSOE, dada su "comprensión e identificación con el movimiento obrero", respeta y no tiene nada que objetar a la estrategia diseñada por los sindicatos, pero ha aprovechado para repasar algunas de las medidas puestas en marcha por el Gobierno en materia laboral en sus siete meses de gestión.

SE HAN DADO PASOS MUY RELEVANTES

Así, ha querido dejar claro que se han dado "pasos muy relevantes" en la agenda de reivindicaciones sindicales como la subida del salario mínimo, la revalorización de las persones, el plan de trabajo digno y empleo juvenil y las medidas contra la proliferación de falsos autónomos.

"En solo siete meses se han tomado medidas que hay que poner en valor. Evidentemente, queda alguna cosa que tiene que ver con la reforma laboral a la que no renunciamos, pero tenemos que conseguir la mayoría parlamentaria para llevarla a cabo", ha admitido el 'número tres' del PSOE, antes de reclamar a los sindicatos que ayuden al Ejecutivo a sumar esos apoyos.

En esta línea, el ministro ha reconocido que algunas de las iniciativas impulsadas por el Gobierno no han sido "todo lo ambiciosas" que habrían querido los socialistas por carecer de diputados suficientes para hacerlas realidad en las Cortes, como ha sido el caso del impuesto a la banca o de la regulación del precio del alquiler. "Si conseguimos las mayorías necesarias tendremos oportunidad de poner toda la ambición de nuestra parte", ha remarcado.

En este sentido, ha incidido en que el PSOE va a cumplir "con los acuerdos que estableció en su día" con Unidos Podemos en el marco del acuerdo presupuestario suscrito con los de Pablo Iglesias. "No desistimos, pero tenemos que intentar plantear medidas de carácter positivo porque están condicionadas a la mayorías necesarias para su aprobación", ha concluido.

Contador