El PSOE ve el cambio más lejos, emplaza a Rajoy a empezar a "echar cuentas" y recalca que no le apoyarán

Antonio Hernando en la sede del PSOE
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2016 16:43:52 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

CONSULTA AQUÍ TODOS LOS RESULTADOS DE LA JORNADA ELECTORAL

La dirección del PSOE ha admitido este lunes que España tiene hoy más lejos un gobierno de cambio que después del 20 de diciembre y ha explicado que encara el proceso que se abre después de estos comicios donde le han situado los españoles, "en la oposición". Eso sí, ha recalcado que no apoyará al PP, tampoco con una abstención, y ha defendido que es el partido de Mariano Rajoy el que debe ponerse ahora a "echar cuentas".

Así lo ha señalado el portavoz del Comité Electoral de los socialistas, Antonio Hernando, en una rueda de prensa en Ferraz, mientras seguía reunida la Comisión Ejecutiva Federal del partido, convocada este lunes para analizar los resultados de este domingo. A puerta cerrada, el líder de los socialistas ha defendido que el PSOE no puede facilitar un gobierno del PP, ni por activa ni por pasiva, porque son la alternativa.

Después, en la sala de prensa, Hernando ha insistido en que la pelota está ahora en el tejado del PP y ha defendido que es el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el que debe dar los primeros pasos, al haber ganado las elecciones, eso sí, sin contar con los socialistas.

El portavoz ha reconocido que los socialistas no están satisfechos con el veredicto de las urnas, porque no han logrado imponerse al PP, pero también ha destacado, como ayer ya hizo el secretario general que han conseguido mantenerse como primera fuerza de la izquierda, a pesar de los pronósticos y las dificultades.

"SE HAN DEBILITADO LAS FUERZAS DEL CAMBIO"

A partir de aquí, ha insistido en que es el PP, como partido ganador, el que tiene que intentar formar gobierno. Los resultados de ayer, ha remachado, muestran que la "alianza entre el PSOE y Podemos" no suma y, de hecho, "da mucho menos que la vez anterior". "Se han debilitado las fuerzas del cambio y eso aleja el cambio evidentemente", ha dicho.

Y ha señalado directamente a Unidos Podemos como responsable de esta situación, porque el partido morado "tuvo oportunidad" de apoyar a un presidente socialista y en cambio "decidió darle una segunda oportunidad" a Rajoy.

Por eso, ha apuntado que el líder del PP "tiene que estar muy agradecido" a sus siete millones de votantes, pero también "le debería dar las gracias a Pablo Iglesias", por hacer que "el cambio se aleje de España". "Con sus decisiones, Iglesias ha posibilitado la situación en la que hoy nos encontramos", ha dicho.

LA "PRESIÓN", EN LA CALLE GÉNOVA

Así las cosas, el portavoz socialista ha hecho hincapié en que ahora "la presión" está en Génova y es el PP el que debe "empezar a dar respuestas" y "echar cuentas". Y en ellas, ha insistido, no puede contar con el PSOE. Eso sí, ha evitado plantear escenarios más allá de este punto y no ha respondido si los socialistas intentarán aglutinar apoyos si Rajoy fracasa en su intento.

"A partir de ahora, es a Rajoy a quien le corresponde la iniciativa y tendría que empezar a despejar algunas claves o hipótesis que ayer no hizo", ha remachado, para después subrayar que lo primero es aclarar "si se va a presentar a la investidura".

Y después, ha dicho, deberá explicar "con quién va a hablar y para qué va a hablar" y buscar apoyos "entre sus afines ideológicos, entre los que es evidente que no está el PSOE". Así, Hernando ha vuelto a negar toda posibilidad de 'gran coalición'.

También ha rechazado que puedan sentarse a hablar de propuestas programáticas y ha tirado de ironía para apuntar que le "extraña que el PP se vaya a hacer una lobotomía ideológica para poder coincidir" con el PSOE. "Salvo que también quiera venir a la socialdemocracia...", ha añadido.

Así, se ha negado a valorar las "muchas hipótesis" que se pueden hacer en este momento y ha insistido en que todo "va a depender de la decisión que tome el partido más votado, que es el PP". "Vamos a agotar todas las hipótesis del PP y después veremos", ha dicho, para después reconocer que unas terceras elecciones no serían convenientes.

CREE QUE EL DIPUTADO DE NUEVA CANARIAS CUMPLIRÁ CON EL PSOE

De la misma manera, no ha entrado en valorar la posibilidad de que el diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo --que se presentó en coalición con el PSOE, al igual que el pasado 20D-- pueda ser el diputado que haga llegar al PP la mayoría absoluta, en el hipotético caso de que ya hubiera logrado cerrar acuerdos con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria.

Hernando ha insistido en que es Rajoy el que tiene que empezar a "echar números" y ha subrayado que el PSOE tiene "una coalición con Nueva Canarias" que supone "una serie de responsabilidades por parte de ambas partes" y espera que "esos acuerdos se van a cumplir".

De esta manera, ha vuelto a tirar de ironía para apuntar que esos números que se están haciendo "pueden ser las cuentas de la lechera". "Que las cuentas las eche Rajoy y que nos vaya contando", ha dicho.

"TUVIMOS LA OPORTUNIDAD"

Hernando ha insistido en que el PSOE tuvo la oportunidad de formar un gobierno y la utilizó dando "el paso de forma valiente" cuando Rajoy dio la "espantada". Ahora, ha insistido en que no hacen otras hipótesis: "En estos momentos, el primer paso lo tiene que dar el partido más votado", ha dicho.

Por lo que se refiere a la situación del PSOE después de seguir perdiendo escaños, Hernando ha recalcado que su partido ha afrontado estas elecciones "con unas dificultades muy grandes", las mayores a las que se ha enfrentado "en su historia", ha dicho, porque existía "una corriente de opinión absolutamente mayoritaria a favor de que iba a ser la tercera fuerza política".

De hecho, ha emplazado a las empresas demoscópicas a "hacer una reflexión", porque estos meses se han creado "climas" y "corrientes de opinión" que, en este caso, "respondían a auténticas burbujas". A su juicio, después de confirmarse estos "auténticos errores demoscópicos", deberían "hacérselo mirar".

Además, ha recalcado que ya no se pueden mirar y analizar los resultados con los mismos parámetros que hasta ahora, porque "han cambiado mucho las cosas".

En este contexto, ha concluido que el candidato del partido ha hecho "un magnífico trabajo" y así se lo ha "reconocido" su Ejecutiva y "la inmensa mayoría de los socialistas", porque ha hecho "un trabajo muy meritorio en condiciones muy distintas".

Eso sí, ha admitido que los resultados "no son buenos" y el partido necesita hacer un ejercicio de "profunda reflexión" para su "necesaria modernización y relanzamiento", que comenzará en el Comité Federal convocado para el próximo 9 de julio.

"Habrá muchas cosas que haya que mejorar dentro del PSOE y, en este sentido, hacer la autocrítica necesaria porque estos resultados no son los que deseábamos ni los que esperábamos a pesar de ser la primera fuerza de la izquierda", ha dicho.